jueves, 15 de noviembre de 2018

Un pez que inundó nuestras aguas.



La mojarra sopetranera.

La mojarra sopetranera, es un pez descendiente de la Tilapia de Mozambique o Tilapia Mozzambica, un animal que fue introducido por el Señor Andrés Guerra, en la década de los años cincuenta, para cultivarlo en un estanque que tenía en su propiedad de la Calle Santander con carrera Nariño.
El término Tilapia, fue empleado en 1840, por primera vez, por el naturalista Smith, para denominar la palabra pez; pero en el año de 1852, Peters un clasificador, les coloco a los peces que venían de Mozambique, el nombre científico de: Tilapia Mozzambica, que traduce: Los peces de Mozambique.


Esta especie, fue introducida al país porque en Mozambique, eran peces forrajeros, es decir peces que comían vegetales nacidos en las aguas; pero cuando encontró competencia con las especies nativas de Sopetrán, se convirtió, en el peor de los enemigos de ellas, porque diseño un sistema especial, para comerse sus alevinos y acabó con casi todas.

Las especies que están casi desaparecidas, son: Los bocachicos, los jetudos, las sabaletas, los pequeños bagres y las doradas.
En cualquier tipo de pesca, el animal que más se consigue es: La mojarra, que según el decir de nuestras gentes, no sabe tan sabroso, como los peces que antiguamente pescábamos.


El fenómeno de que una especie foránea, es decir forastera, destruya nuestras especies, lo conocemos en ecología con el nombre de: Catástrofe ecológica.
Recordemos que fue el sabio alemán, naturalista y filósofo, de origen Prusiano: Ernst Haeckel, el que acuñó el termino ecología en 1866 a partir de las palabras griegas: οἱχος casa, (vivienda, hogar) y λóγος, logos (estudio o tratado), por ello ecología significa: El estudio nuestro hogar la tierra.
Tilapia es un nombre genérico con el que nominamos una cantidad de especies, de origen africano; algunas de ellas son cultivadas en Sopetrán, con algún interés económico, en piscifactorías profesionales, que sirven como una de los pilares de la economía familiar.
Estos peces, son propios de las regiones tropicales, que son las que le dan las condiciones naturales para su reproducción, crecimiento y buen desarrollo.


En Sopetrán tenemos dos especies, que son las más conocidas: La tilapia común o mojarra y la tilapia roja; las dos especies son muy comerciales y casi todos las consumimos.
Sus extraordinarias cualidades, como crecimiento acelerado, tolerancia a altas densidades poblacionales, adaptación al cautiverio y a una amplia gama de alimentos, resistencia a enfermedades, carne blanca de calidad y amplia aceptación, han despertado gran interés comercial en la acuicultura de nuestro pueblo.
Para confirmar lo que estoy escribiendo, encontramos en nuestra extensión territorial dos grandes empresas, dedicadas a estas labores, en donde se puede venir a pescar y luego te pesan lo que pescaste y te lo cobran; pero si quieres un buen almuerzo o deseas permanecer en esos lugares, lo puedes hacer con tranquilidad y confort.


Actualmente se están realizando unas investigaciones, que apuntan a saber las propiedades que contiene el colágeno de sus escamas, que tienen poca grasa, para poder hacer regeneraciones de los huesos en un futuro cercano.
Estos peces, tienen la característica de poder vivir en aguas dulces y saladas; y también pueden vivir en aguas poco oxigenadas.
Las tilapias, han colonizado: América central, los países del caribe,  el sur de Norteamérica y el sureste asiático.
Eran considerados hace tiempo como un pez de bajo valor comercial, hoy su consumo, precio y perspectivas futuras han aumentado significativamente.
Las tilapias tienen cuerpo comprimido.
Boca protráctil, por lo general ancha a menudo bordeada por labios hinchados.
Las mandíbulas presentan dientes cónicos.


Como característica típica a nivel familia tiene la línea lateral interrumpida, la parte anterior termina por lo regular como al final de la dorsal y se inicia de nuevo dos o tres filas de escamas más abajo, con aletas dorsales largas.
Presentan en todo el cuerpo un color azul verde metálico, en particular en la cabeza.
El vientre es claro. 
La aleta dorsal y parte terminal de la aleta caudal de color roja.
Su longitud patrón máxima observada es de unos 35 cm. con un peso aproximado algo superior a 3 kg.
Las tilapias rojas o mojarras, son un poco diferentes, veamos esas diferencias:
La Tilapia roja, también conocida como Mojarra roja, es un pez que taxonómicamente no responde a un solo nombre científico.
Es un híbrido del cruce de cuatro especies de Tilapia: tres de ellas de origen africano y una cuarta israelí. 


Son peces con hábitos territoriales, agresivos en su territorio el cual defiende frente a cualquier otro pez, aunque en cuerpos de aguas grandes, típicos de cultivos comerciales, esa agresividad disminuye y se limita al entorno de su territorio.
Este pez se puede reproducir en grandes espacios como estanques o en grandes ciénagas.
Este pez de origen africano tiene una buena demanda en el mercado, buen crecimiento y un buen desarrollo.
Su hábitat es el fondo de las ciénagas.
La tilapia común que vive o se desplaza generalmente en la superficie de los ambientes acuáticos es una especie de mayor demanda en el mercado.
La reproducción se caracteriza por ocurrir una incubación bucal, que genéticamente le sirve para cuidar sus crías.
En cuanto al dimorfismo sexual de la especie, se ha mencionado que los machos son más grandes y poseen mayor brillo y color. Respecto a su alimentación, la tilapia, come todo tipo de alimentos vivos, frescos y congelados.


 Asimismo aceptan alimentos secos para peces, en particular bien humectados previamente.
Los machos de la tilapia crecen más rápidamente y alcanzan un tamaño mayor que la hembra.
En cultivo comercial alcanzan dimensiones de hasta 39 cm, aunque en acuario un poco menos.
Esta especie de pez soporta altas temperaturas y puede adaptarse al medio en donde se encuentre.
Su alimentación es equilibrada (a base de concentrado).


Veamos su clasificación:
Reina: Animal.
Filum: Cordados.
Clase: Actinopterigyos.
Orden: Perciformes.
Familia: Cíclidos.
Género: Tilapia.
Especie: Mozzambica.


Los grandes productores de tilapia son los países asiáticos, que representan el 80 % de la producción mundial, con China a la cabeza, seguida de Tailandia, Indonesia, Filipinas y Taiwán.
Precisamente este último país es el primer exportador del mundo. Otros países exportadores son: Colombia, Ecuador Costa Rica Honduras y Perú; debido a su rentabilidad, su cultivo se produce en la mayoría de países cálidos, como República de Sudáfrica, Australia e incluso Israel.

Sopetrán, Noviembre 12 del 2018.
Darío Sevillano Álvarez. 

martes, 13 de noviembre de 2018

Que alegría cuando nos contaron...



¡Tenemos buenas nuevas, llegadas de España!


La distinguida historiadora, periodista, escritora y poetiza española, nuestra gran amiga, la Doctora Doña Julie Sopetrán, fue distinguida con un interesante nombramiento por parte de una importante colectividad, llamada: La guardia del lápiz y papel, una corporación que lidera las actividades de los literatos y artistas españoles.

Sinceras felicitaciones, apreciadísima amiga, porque este nombramiento, está mostrando la grandeza de la obra, que realizas en pro de la literatura, en medio de la sencillez que te acompaña y de la grandeza de tus cualidades.
Nos sentimos orgullosos y complacidos, por este merecido estímulo y esperamos que sigas siendo la misma de siempre para bien de todos.


Sopetrán, Noviembre 13 del 2018

Darío Sevillano Álvarez.
Este es el nombramiento que le hicieron a nuestra gran amiga:



 Julie Sopetrán, a la sazón reconocida poetisa aquí y allende los mares; con varios libros editados y un amplio catálogo de premios en su haber, viene hoy de nuevo a los blogs de nuestro Grupo de Literatura y Arte “La Guarida del Lápiz y Papel”. Y en esta circunstancia, lo hace citada por nosotros; porque ha sido elegida por la Junta Directiva para que ostente en su haber un nuevo galardón más que unir a los muchos que ya posee. Y es, en esta ocasión, su nombramiento como:

Madrina del Grupo
Y ello porque, aparte de valores y motivos, que tiene más que suficientes, pues desde su creación es una incondicional de nuestro espacio literario en la red, donde acude con extraordinaria regularidad aportándonos un sinfín de narraciones, tanto en verso como en prosa; aparece también la primera a la hora de comentar y elogiar las aportaciones del resto de colaboradores.
Y claro, no digamos ya el sinfín de colaboraciones que ha hecho y sigue haciendo para “Guarida Peques”, donde, entre otras muchas, son famosas sus graciosas narraciones en prosa donde los protagonistas son los animales, adaptadas al público infantil al que van dirigidas: el perro, el gato, el murciélago, la ardilla, el mono, el conejo, el cisne, el gallo…etc., etc.; finalizándolas siempre con un pequeño poema descriptivo del animal de que se trate.
Y seguro que ello tendrá que ver, de alguna manera, con el eslogan o la máxima que, según su particular pensar, sigue a diario: “Escribo porque no puedo dejar de hacerlo. Y quiero aprender de los que saben más y enseñar a los que saben menos…”
Ante un fenómeno literario así, de una profesional tan excepcional como Julie, que se ha dignado a colaborar en nuestros Blogs, ensalzándolo hasta límites insospechados y permitiendo que el resto de colaboradores podamos aprender leyendo sus relatos, la Junta Directiva no podía por menos que reconocerle de alguna manera su generosidad para con todos nosotros. Y la mejor manera de hacerlo, hemos pensado que sería nombrándole:
Madrina del Grupo
Expresándole de este modo lo orgullosos que nos sentimos todos nosotros por contar con ella entre el amplio grupo de colaboradores del Grupo de Literatura y Arte de “La Guarida del Lápiz y Papel”.
Muchas gracias, Julie, por tus aportaciones y por querer estar con nosotros y entre nosotros.
La Dirección.

Los genios como nuestra gran amiga, se merecen esto y más.
Darío Sevillano Álvarez.

lunes, 12 de noviembre de 2018

El achiote, un condimento de origen americano,



Un condimento de origen americano.

El achiote es un vegetal arborescente, popular en las regiones intertropicales de América. 
Es cultivado en México, Costa Rica, Colombia, Panamá, Ecuador, Bolivia, Venezuela y Perú, desde la época precolombina.
El achiote fue clasificado por Carlos Linneo en el año de 1853, con el nombre de Bixa Orellana, en donde la palabra Bixa, traduce color vino tinto que producen sus semillas, vocablo que era utilizado por los aborígenes Pijaos colombianos y la palabra Orellana es el apellido del ilustre explorador español: Francisco de Orellana.
Los dos nombres traducen: La semilla roja de Orellana.


Es bueno traer a la memoria que la palabra achiote, es una castellanización del  término: Achioti del idioma Nahuati, que traduce: La semilla o grano.

El Bixa Orellana o achiote pertenece a la familia de las bixáceas y se le llama de muchas formas en los distintos países: Onoto, urucú, bija, bijos, roncón, rocú, Orellana, axiote y achioti.
De sus semillas se hace una pasta que sirve como condimento y como colorante de las comidas.
A esta preparación le dicen en México: Acotillo.


El achiote, es un arbusto perenne, que mide de dos a seis metros de altura; de copa extendida y baja, que ramifica a muy poca distancia del suelo.
Las hojas del achiote son muy persistentes, de color verde claro; alterno y cordado, es decir: Acorazonadas, con márgenes lisos de largos pecíolos pero muy delgados.
Su tamaño promedio es entre ocho y diez centímetros y tienen los extremos engrosados.
Sus flores se desarrollan en ramilletes de panículas, es decir racimos de racimos o racimos recompuestos, con una longitud de entre diez y doce centímetros
Sus pelos son glandulares y sus tonalidades, van de blanco a rosado.
Esta planta es hermafrodita, es decir que sus flores poseen los órganos masculinos y femeninos.


Las plantas sostienen la floración por espacio de tres o cuatro meses y para ser polinizadas, como son entomófilas, es decir: Plantas amigas de los insectos, no se presentan inconvenientes y lo pueden hace las: Avispas, las abejas, las moscas, las mariposas y las hormigas.
De acuerdo con las condiciones del lugar en donde están plantadas, pueden florecer entre Julio y Septiembre; Octubre a Enero; o en otros casos de Noviembre a Marzo.
El fruto de esta planta, es una cápsula roja, que mide de dos a seis centímetros, con pelos espinosos, gruesos y dehiscentes, es decir, que una vez maduran, explotan espontáneamente, para para lanzar sus semillas, (a estos frutos también se les dice: Frutos explosivos).
Algunas especies, cuando sus frutos no han madurado, son de colores verdosos o morados, pero al madurar todas las especies se ponen rojizas.


En cada una de sus valvas, es decir, una vaina especial que tiene esta planta, hay entre diez y cincuenta semillas, de acuerdo al tamaño de la cápsula.

Las semillas son comprimidas y están recubiertas de una sustancia roja, parecida al aceite.
Esta planta puede soportar temperaturas de veinte a treinta grados Celsius y a nivel de altura sobre el mar, puede soportar entre 100 y 1.500 metros.
Sinenbargo está plenamente demostrado que se desarrolla mejor en las tierras que van hasta los 500 metros sobre el nivel del mar, en donde no se presenten heladas y las lluvias anuales, sean entre 1.000 y 1.500 mm.


Estas semillas tienen la característica de que se pueden almacenar hasta por diez años, a temperaturas menores de 5 grados Celsius; pero a temperatura normal, solo duran unos 12 meses, si están en jarrones de barro y que estén tapados por una manta que permita traspirar.
Las semillas almacenadas el calor y la humedad, rápidamente se pierden.
¿Para qué sirve el achiote?
Las semillas de esta planta, están recubiertas por un aceite, que se compone de un pigmento llamado: Annatto y de bixina y otros apocarotenoides, que sirven a los humanos como condimento y como afrodisíaco.
En algunos países emplean este colorante para darle buen color al queso, tipo cheddar y al minolette.
Tambien se emplea para darle color a las margarinas, al pescado, al arroz y a las sopas.
Muchos países latinoamericanos, caribeños y en Filipinas, se utiliza  como saborizante.


En cuba se le conoce con el nombre de bijol y se utiliza para las sopas, los arroces y los guisos.
En Venezuela es conocido con el nombre de onoto y se utiliza para el plato navideño llamado: Hallacas y es un ingrediente indispensable para las comidas, porque les da un toquecito mágico, característico y especial.
En Santa Cruz de la Sierra, se conoce con el nombre de urucú y sirve para preparar el lucro carretero, un alimento que es preparado a base de maíz, papas y porotos, es decir fríjoles.


En Yucatán, lo utilizan en la culinaria, para dos platos típicos: El mukbil y la cochinita pibil.
En Perú, cuna de la culinaria americana, es el gran sazonador de la pollada, una vianda popular de esa cultura; gracias al achiote esta vianda cautiva por su color a los gustas más exigentes.

El achiote fue cultivado por los pueblos Mayas y luego se extendió a muchas civilizaciones americanas, del sudeste asiático y a las islas Canarias.
El origen del achiote (Bixa Orellana) se ubica al suroeste del Amazonas.
En la actualidad ha prosperado en el trópico, en países del viejo y el nuevo mundo.
 En México su nombre proviene del náhuatl achiyotl, de achi, grano o semilla, aunque también recibe otros nombres según los diferentes grupos étnicos. 


En Brasil, donde fue de las primeras plantas domesticadas probablemente para fines ceremoniales, se conoce como urucú.
En los pueblos aborígenes de sur y centro América, ha servido como pintura facial, para llevar a cabo los rituales religiosos.
Usos medicinales del achiote:
Los carotenoides son una clase de enzimas dioxigenasas (CCD) implicadas en la biosíntesis de una vasta diversidad de metabolitos secundarios conocidos como apocarotenoides, un compuesto orgánico producido por la Bixa Orellana o achiote, que una vez consumido por el proceso metabólico se traduce en vitamina A, ácido retinoico, retino; y por último, pero no menos importante la hormona vegetal: ácido abscísico.
La bixina es otro apocarotenoides, similar a los mencionados anteriormente.
Estos se acumulan en grandes cantidades en sus semillas, aún si se encuentran inmaduras y  su principal rendimiento se encuentra  en sus propiedades colorantes, que denotan también algunos beneficios para la salud.


Los otros compuestos orgánicos que componen achiote, como tocotrienoles, actúan como antioxidantes en otras partes del cuerpo, razón por la cual el achiote  es tan requerido para el tratamiento de la piel.
Si usted se encuentra en búsqueda del rejuvenecimiento de su piel, existen pastas de achiote elaboradas a partir de las semillas que puede aplicar por vía tópica para reducir los signos de arrugas, manchas y otras imperfecciones, al mismo tiempo que el endurecimiento de la piel y hacer que se vea más joven y tersa.
Dentro de las hojas de achiote que son comestibles, se encuentra un alto contenido de fibra que significan enormes beneficios para todo el sistema digestivo, a partir de  una eficiente absorción de nutrientes y el buen tránsito de los alimentos. 


En otras palabras, elevados niveles de fibra  para una digestión sana.
Recordemos que la fibra previene enfermedades ligadas al colesterol como la diabetes, ya que optimiza los niveles de insulina, hormona reguladora del azúcar en la sangre.
El volumen de calcio bajo las hojas de achiote le da un papel preponderante a esta planta en la mineralización de los huesos para garantizar resistencia y durabilidad a medida que envejecemos.
La osteoporosis puede afectar a cualquiera, y por eso es crucial su prevención con calcio  y minerales esenciales en una completa defensa.


El ácido fólico también se encuentra en el achiote, y si bien es cierto hay muchos beneficios importantes de esta vitamina, el más importante, es la previsión de defectos del tubo neural en los recién nacidos, tales como:
Espina bífida, fusión incompleta de la médula espinal y la columna vertebral.
Anencefalia, subdesarrollo grave del cerebro.
Encefalocele, desarrollo de una protuberancia de tejido cerebral hacia la piel causado por una abertura anormal en el cráneo.
Es común sufrir quemaduras o heridas en la piel, sobre todo cuando fuimos niños y descuidados, o tal vez si sufrimos de irritación a la piel de cualquier tipo.
Para solucionar estas afecciones de irritación podemos aplicar semilla de achiote para acelerar el proceso de curación y reducir la apariencia de la cicatriz, dada su naturaleza antimicrobiana previsora de infecciones.


La norbixina, uno de los componentes encontrados en las semillas de achiote, conocido por ser un potente antioxidante, tendría un efecto anti-cáncer sobre las células sanas expuestas a células cancerosas y los radicales libres.
El achiote ha demostrado cumplir, a lo largo de los siglos, en el tratamiento para la gonorrea.
Los que sufren de esta dolorosa y embarazosa condición pueden consumir pasta de semilla ya sea internamente por vía tópica si se busca aliviar el dolor.
Contraindicaciones del achiote:
No debe ser utilizado por mujeres embarazadas, ni en período de lactancia.
El achiote puede llegar a aumentar la glicemia y por esta razón debe ser utilizado con precaución en los diabéticos.


El achiote, molesta las dermatitis y puede causar alergias de la piel.
En ocasiones produce Shock anafiláctico y urticarias.
El achiote está contraindicado cuando hay infecciones urinarias.
Cuando se toman fármacos para la hipertensión arterial, se debe utilizar con precaución.
Su clasificación podría ser:
Reino: Vegetal.
Clase: Magnoliofitos.
Orden: Malvales.
Familia: bixáceas.
Género: Bixa.
Especie: Orellana.

Sopetrán, Noviembre 10 del 2018.
Darío Sevillano Álvarez.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

El principal enemigo de un gobernante, son sus actitudes para gobernar.



Las elecciones de medio término en los Estados Unidos.

A Tío Rico, el huésped de la casa blanca, a pesar del anuncio de triunfo en su cuenta de Twiter, medio que le ha servido, para sus continuas metidas de patas, porque ni sabe escribir, ni sabe hablar; no le fue tan bien como anuncia, porque perdió el control de la cámara en este distinguido país y esto significa que empieza a desmoronarse su imperio, que estaba montado en cáscaras de plátano, porque olía a tres kilómetros, que fue elegido con chanchullos mediáticos y ayudas extranjeras, de su congénere Putin, otro ilustre gobernante peligroso, que se mantiene en el manejo de ese ilustre país, a base de sangre y fuego.


Los portales internacionales anuncian con bombos y platillos el triunfo de la famosa: Ola azul, que atropelló los centros de votación en el día de ayer y que al final de la jornada muestran, los despelotes, que ocasionan los errores y horrores que ha tenido, el distinguido dueño del dinero; pero que de gobernante no tiene ninguna cualidad.


Las estadísticas de los votantes, están mostrando a las claras, que el castillo de arena del dueño del dinero, con muchas prerrogativas de poder, por el cargo tan importante que ocupa, a pesar de que no tiene las cualidades para regentarlo, indican que muy pronto habrá que cantarle a Tío Rico, como cantan las palomitas rojizas: Que se va, que se va, que se va… Y que tal vez, no volverá a cantar en ese gallinero.

A pesar de tanta cacaraqueada, de los republicanos, los demócratas están demostrando que con paso lento pero seguro, se pude hacer el milagro de que David, mate a Goliat.


Miremos como quedaron las dos corporaciones más importantes de los Estados Unidos.


Para mí, tengo que dentro de dos años, vamos a tener sorpresas muy importantes, si no es que antes, Tío Rico, deba abandonar la Casa Blanca, y ojalá esto pasara pronto, antes de que, este Magnate, nos monte en una guerra mundial, que va a perjudicar a todos.
Es una lástima, que a veces los ciudadanos de los distintos países, eligen gobernantes como: Trump, Putin, Nicolás Maduro, Ortega, Evo Morales, Kim Jong Hun, los Castro y tantos otros locos, que hacen de presidentes de naciones tan buenas e importantes.


Podemos traer a colación la poesía de Guillermo León Valencia:
Tantas idas y venidas,
Tantas vueltas y revueltas,
Quiero amiga que me digas,
Si tienen explicación.
Yo me afano, más no en vano,
Sé mi oficio, y al servicio
De mi dueño pongo empeño,
 Sin tanta complicación.
Espero que lo que anhelamos con tanto empeño, algún día, no más temprano que tarde, ocurra, para bien de todos.

Sopetrán, Noviembre 7 del 2018.
Darío Sevillano Álvarez.

martes, 6 de noviembre de 2018

Un manso y noble animal.



La palomita colorada.

La tortolita, columbina colorada, cocochita, tierrelita, torcacita colorada, tortolita rojiza, rola, rolincha, turrugulla, chocolatera, abuelita o Columbina talpacoti, como la clasificó: Temminck en el año de 1810,  es una pequeña columbiforme de América, que abunda en todos los solares de las antiguas casas sopetraneras.
Su nombre se deriva de la palabra latina: Columba columbae, que traduce paloma y de la palabra talpacuti de los idiomas; Nahuati, Tupi y Guarani, del antiguo continente americano, que traduce rojiza; es decir la palomita de color rojizo, porque la palabra columbina, es un diminutivo de la raíz latina columba.


Son animales muy graciosos, tranquilos, inofensivos y bonitos, que se amañan con la compañía de los humanos y por esa razón siempre están en los lugares que su majestad: El hombre vive.

Una de las principales características de estos mansos animales, es su canto, porque producen cinco sonidos diferentes: Cantan, gorjean, arrullan, gimen, piñonean o castañetean.
Estas son sus maneras de comunicarse con sus congéneres, pero la gente que goza creando mitos y leyendas, dicen que cuando estas palomitas, cantan de cierta manera, es un anuncio certero de que alguien se va a morir.
Ese canto, es cuando dicen: Que se va, que se va, que se va…


Pero en unos solares aledaños a mi casa, hay varias de ellas y todos los días, cantan de esa manera y casi nunca se muere un miembro de mi familia.
Esta preciosa avecita, se puede describir de la siguiente manera:
El macho mide de 15 a 18 cm y pesa de 40 a 56.5 g.
Presenta iris café oscuro con anillo externo rojo.
Su pico es café a negro y sus patas y dedos rosa.
La hembra mide de 14 a 18 cm y pesa 35 a 51 g.
Presenta frente, coronilla y nuca gris.
Su rostro y garganta son rosáceos y el resto del cuerpo castaño rosa con puntos negros en las alas.
Tiene primarias negras con algo de rufo en las márgenes internas; sus coberteras infracaudales son de color rufo oscuro con las plumas centrales cafés y las externas punteadas de castaño rosáceo. 


La hembra es más opaca y pálida que el macho.
Yo diría que el macho es rojizo y la hembra es de color café, tirando a marrón.
Recientemente se reportó un caso de leucismo, palabra griega: λευκός, que se pronuncia: Leucos y que traduce: De color blanco, porque a veces algún individuo, resulta de color blanco, como ocurrió en un animal que nació de ese color. en el departamento del Valle del cauca.
El leucismo es una particularidad genética en individuos con partes de la piel o plumaje blancos por la ausencia de pigmentos debido a que la producción o deposición de melaninas es reducida o ausente.


Estos animales viven en áreas abiertas y secas, prados, jardines y áreas pobladas.
También puede ser encontrada en áreas húmedas, matorrales ribereños, áreas cultivadas, bordes de bosque y humedales.
Por lo general, construyen su nido de ramitas en las copas de los árboles donde pone dos huevos blancos.


 La incubación se toma entre 12 a 13 días, y 12 a 14 días complementarios para que los polluelos puedan salir a volar. 
Ocasionalmente puede incubar un tercer pichón, pero esto pasa raras veces.
Su vuelo es rápido, directo y con aleteos fuertes, como la mayoría de las columbiformes.


Encontramos estas avecitas desde México hasta la Argentina y el centro de Chile; en Colombia, la encontramos debajo de los 1.600 metros sobre el nivel del mar; pero en las zonas muy secas, se puede encontrar en mayores alturas.


Casi siempre cambian sus nidos después de tres o cuatro incubadas.
Se alimenta de semillas, insectos, pequeños caracoles y algunas hierbas; pero en los cebaderos las he visto comer: Arroz, maíz triturado y algunas sobras de las comidas de los humanos.
Es un ave bastante confiada, mansa y sociable.
Se alimenta en parejas o en grupos de hasta veinte individuos y en ocasiones vuelan en compañía de otras especies muy similares.
Camina con mucha elegancia, con pasos cortos y a veces más rápidos y al volar, produce un aleteo muy sonoro.


Se dejan domesticar fácilmente y he observado que son muy cariñosas con sus dueños, porque las he visto comer en sus manos y se dejan acariciar con tranquilidad.
En alguna de las casas en que antiguamente viví, tenía un cebadero de tucusitas, como les decimos los sopetraneros y venía a comer hasta veinte y treinta individuos.


Muchas veces son tan especiales, que se amañan en nuestras casas y fabrican sus nidos en los corredores o en los arboles del jardín.
No se recomienda tenerlas, en las casas en donde un de las mascotas es el gato, porque es feliz comiéndoselas.
Aprendamos a querer y a cuidar estos hermosos animales, que en épocas pasadas, estuvieron casi extinguidas porque sus hábitats, venían siendo destruidos por los humanos; afortunadamente en el momento actual, no corren ese riesgo.
Su nido consta de unas ramitas colocadas en lo alto de un árbol, entre uno y tres metros de altura; pero se cría muy bien en cautiverio y se reproduce con mucha facilidad, también convive sin el menor problema con otras especies de tórtolas, sus hijos una vez abandonan el nido son tolerados en la misma jaula que los padres, aunque los alejan de las cercanías del nuevo nido.


Es importante contarles que las actividades de hacer el nido¸ calentar los huevos; y alimentar a sus pichones, las comparten por igual las hembras y los machos.
Espero que se enamoren de estas avecitas especiales, que no parecen extrañar la compañía de los humanos.

Sopetrán, Noviembre 5 del 2018.
Darío Sevillano Álvarez.