domingo, 2 de abril de 2017

La sandía, propiedades y contraindicaciones.


La Sandía, una fruta refrescante.


La sandía, melón de agua o patilla, cuyo nombre científico le fue asignado por los clasificadores: Thunb, Matsum., & Nakai en el año 1916, como: Citrellus lanatus, que traduce: 

El bejuco peludo que produce frutos con sabor a cítricos, es una de las cucurbitácea, más grandes que existen, con ejemplares que han alcanzado hasta 122 kilogramos de peso. 


Si miramos cuidadosamente la composición de este fruto, inmediatamente nos damos cuenta, que tiene las condiciones para ser un buen alimento, veamos esa composición:

Carbohidratos, azucares, fibra alimenticia, grasa, proteínas, agua en cantidad, vitamina A, Betacaroteno, vitamina B, vitamina C, tiamina, riboflavina, niacina, Calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc.

Pero uno de sus componentes es la amigdalina también conocida como vitamina B17.

Este compuesto está formado por azúcar, cianuro y otros componentes.

Naturalmente, el cianuro se encuentra neutralizado por una serie de enzimas y esto evita que esta sustancia sea tóxica.

Por esta razón se pueden generar dudas en relación a la toxicidad de la sandía a causa del cianuro.


Hay otra circunstancia, aún más complicada y es que la sandía, cuando la cortamos del bejuco, no sigue madurando y aunque su cáscara es muy fuerte, cuando la partimos, se vuelve muy frágil y en este momento se defiendo de los hongos, fabricando arsénico, que es un tóxico peligroso para nuestro organismo.

Para eliminar el arsénico de la sandía, que ha sido partida, es necesario quitar, al menos un centímetro de la carne, con el fin de remover el veneno que se ha generado, en la superficie de la carne.

Estas dos condiciones, hacen que la sandía, tenga ciertas limitaciones y que genere intoxicaciones, indigestiones, diarreas y vómitos.

Cuando partes una rebanada de sandía, es porque la vas a consumir inmediatamente, de lo contrario, te estas exponiendo mucho a posibles complicaciones.


Pero no todo es malo en la sandía, veamos entonces para qué sirve en el organismo humano:

En el portal https://mejorconsalud.com/ me encontré este escrito:

“La sandía es esa fruta fresca y siempre apetecible de exquisito tono carmesí, que estalla en agradable dulzura en nuestra boca.

Es muy posible que no conozcas sus increíbles propiedades, o que no conozcas que los expertos en nutrición llamen a la sandía como “la fruta que es buena para todo".

Y desde luego es así, recientes estudios han reportado por ejemplo que es perfecta en estados de cansancio o debilidad, que su aporte es ideal cuando nos duelen los músculos e incluso para recuperarnos después de un gran esfuerzo físico o de practicar deporte. 

Es pues una pieza idónea para incluir en tu dieta diaria, no solo es buena para la salud, es refrescante y sabrosa.


Beneficios de la sandía para la salud

Beneficios para el corazón.

Su composición a base de L-citrulina nos ayuda a relajar los vasos capilares,  y no solo eso, metaboliza arginina, lo cual es muy positivo para el corazón y la hipertensión.

Para aliviar la fatiga muscular:

Cuando hacemos un esfuerzo, cuando practicamos deporte o acabamos una larga jornada de trabajo, nuestros músculos almacenan ácido láctico y amoníaco.

La composición de la sandía rica en L-citrulina, es perfecta para que los músculos se relajen y obtengan energía de nuevo.

Es ideal tomarla después de hacer un esfuerzo.

Además de ello, su contenido en potasio refuerza el sistema muscular y nervioso.

Efecto antioxidante:

Basta con ver ese atractivo color rojo de la sandía para saber que contiene un alto nivel de antioxidantes, ideal para prevenir el envejecimiento y mantener en estado óptimo nuestros tejidos.


Propiedades depurativas:

Su alto contenido en fibra es ideal para eliminar elementos tóxicos de nuestro organismo y para limpiar nuestros intestinos

No dejes de probarlo.

Para mejorar la vida sexual.

Puede parecer sorprendente, pero la sandía, gracias a su compuesto de L-citrulina, promueve la correcta circulación de la sangre en todas las partes del cuerpo, relaja los vasos sanguíneos y es ideal para la disfunción eréctil.
Antirreumática.

La sandía dispone varios minerales alcalinos que la hacen muy apropiada para pacientes con problemas reumáticos.

Efecto laxante.

No podía faltar, gracias a sus propiedades y composición enriquecida con fibra, la hacen perfecta para esos instantes en que estamos aquejados por el molesto estreñimiento.


Previene el cáncer.

Gracias al licopoteno, puede protegernos frente a determinados tipos de cáncer, además de otras enfermedades cardiovasculares. 

De hecho existen también muchos estudios que avalan esta idea, incluso previene la ceguera en las personas mayores gracias a sus propiedades para evitar la degeneración muscular".

La sandía calma la sed.

Posee propiedades depurativas.

Es recomendable en problemas renales o de las vías urinarias.

Muy indicada en dietas de adelgazamiento.

Su consumo produce sensación de saciedad.

Su contenido en fibra ayuda a limpiar los intestinos.

Favorece la eliminación de residuos tóxicos.

Ayuda a mantener la presión arterial.


Veamos ahora la clasificación de la sandía:

Reino: Vegetal.

División: Magnoliofitos.

Clase: Dicotiledóneas.

Orden: Cucurbitales.

Familia: Cucurbitáceas.

Género: Citrullus.

Especie: Lanatus.

Es importante decir que aunque fue una fruta que nació en África, su gran difusión la hizo en Asia y de allí paso a toda la tierra, gracias a que su fruto es una pepónide de enorme tamaño.


Como todos nuestros informes científicos, este debe tener las contraindicaciones que se pueden presentar, para consumirlo.

La sandía, no se debe consumir en cantidades exageradas, porque puede producir indigestiones.

La sandía, no se debe consumir encima de las comidas, porque la gran cantidad de agua que contiene, inhibe la acción de los jugos gástricos y no deja hacer una buena digestión.

Por el alto contenido de azúcares que tiene la sandía, no es recomendable para los enfermos diabéticos.

Como este fruto, tiene un alto contenido de potasio, no es muy recomendable para las personas que tienen insuficiencias renales.


Esta fruta, es tal vez uno de los productos que los expertos en estos temas, recomiendan para señoras que estén embarazadas o tengan el período de lactancia, pero eso sí su consumo es en pocas cantidades.

Si usted, tiene problemas digestivos, como diarreas, vómitos u otros síntomas, no consuma sandía, porque lo que consigue es empeorar su malestar.

Aunque en algunos países no le prestan importancia a la advertencia de no mezclarla con los licores, en mi propia experiencia, he visto en apuros a muchas personas que la utilizaron como pasante en sus fiestas, acompañadas de bebidas alcohólicas.

Como punto final digamos que la sandía sirve para hacer jugos, dulces, conservas, y otras preparaciones, al igual que cualquiera de las frutas tropicales de nuestro medio. 



Empanada de atún con pimienta y sandía.

Sopetrán, Marzo 25 del 2017.

Darío Sevillano Álvarez.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario