jueves, 29 de junio de 2017

El apio hace parte de la farmacia omeopática familiar.


El apio


Hoy vamos a hablar de una planta muy conocida por todos y que se presenta en la naturaleza en dos formas: el apio y su gemelo el perejil. El primero se llama Apium gravéolens que traduce ‘apio de olor fuerte’ o ‘apio de mesa’ y Apium petroselium, que traduce ‘apio que produce sabor especial’ (aceitoso).


El apio de mesa.

En el apio se consiguen dos especies distintas: el apio de mesa, que es un alimento y el de monte que es un remedio.

El apio, está compuesto por hierro, potasio, calcio, fósforo y sodio y contiene vitaminas A, B y C.

El apio es una de las verduras que más propiedades medicinales contienen; se puede comer crudo o cocido y sirve para tonificar el cuerpo, erradicar la fiebre, purificar la sangre, aliviar el reumatismo y mejora la gota. Los que sufren del hígado y la vesícula biliar, encuentran alivio a sus males en el apio. Es importante aclarar, que el apio se presenta en dos formas el de mesa, o sea el que se compra en las legumbrerías y el cimarrón que es más delgado, que se cultiva en las casas.

El apio crudo en un poderoso tónico para mejorar los nervios y el cerebro y es el remineralizante más eficaz, después de la cebolla.

El caldo de apio es muy útil en el tratamiento del asma, también sirve crudo.


Mata de apio.

Esta fórmula es buena para curar la afonía o perdida de la voz: Se toman hojas frescas de apio y se machacan en un mortero, se les agrega un poco de agua, el jugo de dos limones y un poco de cebolla cruda. Esta mezcla se toma lentamente.

La ensalada de apio con sal, es una medicina excelente, para curar la acidez del tubo digestivo y cura la colitis. La ensalada de apio con aguacate, es una medicina excelente para las enfermedades del estómago y el intestino.

Antiguamente combatían la apendicitis o cólico miserere con un lavado intestinal de agua de apio y toronjil y le mantenían los pies calientes al enfermo. Claro que, a mi modo de ver las cosas, la apendicitis solo tiene como solución la operación.

La hepatitis o ictericia se combate con infusiones de apio cimarrón, preparado así: 30 gramos de hojas de apio fresco y 500 gramos de agua, cuando esté la infusión se toma tres veces al día.


Venta de apio.

Licor de apio para aliviar el aparato digestivo, la debilidad general y la neurosis: Se remojan, por ocho días, 20 gramos de semillas de apio, en 500 gramos de alcohol, del que sirve para el consumo humano; se filtra bien y se le agregan 100 gramos de jugo de limón y un litro de almíbar (recuerden que el almíbar es la miel que se hace con azúcar). Esta bebida se puede tomar tres veces al día.

Fórmula especial para el reumatismo: Se cogen hojas de apio y se pican, se ponen a hervir con agua; cuando el apio, está bien cocido se separa del agua, la cual se debe tomar cada que se necesita; el apio cocido, se pone en una cacerola con leche, un poco de harina de trigo y raspadura de nuez moscada, esta preparación se hace hervir. Y se debe comer, con pan o con tastadas, también se puede comer con papas sancochadas.


Así se cosecha el apio.

Ahora hablemos del perejil que tiene proteínas grasa, cenizas, hierro, calcio, cobre y calorías; también tiene vitaminas: A, B, C y G4.El perejil, se usa como condimento de las comidas, es rico en calcio y hierro y por ésta razón es la escoba que limpia el estómago y estimula la producción del jugo gástrico.

Como aperitivo se cocina la raíz, en la proporción de treinta gramos por litro de agua. Este líquido se toma una hora antes de las comidas. El perejil, previene los infartos del hígado, mejora la hepatitis, alivia la hidropesía, limpia las vías urinarias y quita la fiebre.


Esta es la planta de perejil.

Las semillas o las hojas de perejil se aplican en cataplasmas para obligar las glándulas mamarias a producir leche. Y previene los infartos en estas partes del cuerpo. Aplicado en cataplasma sobre las hinchazones, las alivia y calma el dolor producido por las picaduras de abejas.

Las semillas de perejil en infusión, veinte gramos de semillas por litro de agua, tonifican el estómago, mejoran los nervios, calman las neuralgias y arrojan las lombrices intestinales.

Cuando se presentan dolores de muelas o piezas dentales, se puede aplicar: perejil machacado, con un poco de sal, untado en una mota de algodón. Esta aplicación se hace en la pieza del dolor. Del perejil, se extrae un líquido aceitoso que se puede tomar en cápsulas, para las enfermedades del aparato digestivo

Cuando consumimos perejil, estamos revitalizando las glándulas suprarrenales.

El perejil alivia los cólicos menstruales y los cura; fortifica los ovarios y si se mastica cura las heridas de la boca.

Ojo que el perejil tiene contraindicaciones, si hay embarazo o sospecha de él.


Sus hoja son muy parecidas al apio.

La cocción de perejil, sirve para mejorar los dolores del cáncer interno y si se pone en cataplasma, sirve para el cáncer externo.

El zumo de perejil en ayunas, es el mejor remedio, para aliviar la colitis.

Si se cocinan en un litro de vino, 100 gramos de perejil, se puede tomar, para controlar la diabetes.

Éste remedio, es bueno para la gangrena y para las ulceras rebeldes de la piel: Tres cucharadas de perejil; una cucharada de sal de cocina; una cucharada de pimienta; cincuenta gramos de vinagre. Se deja la preparación por ocho días luego, se aplica sobre la piel y se tapa con vendas. La aplicación se debe remover con frecuencia.

Tónico especial: quinientos gramos de agua y diez gramos de perejil. Se calienta hasta la ebullición, se toman tres tazas diarias.

El zumo del perejil aplicado en los cornetes, alivia las hemorragias nasales.


Salsa de perejil.

Solo los hombres, pueden tomar bebidas de raíces de perejil, hervidas en agua, para limpiar el hígado; a las mujeres les puede trastornar los períodos menstruales.

Para mejorar el mal aliento, se mastican hojas de perejil; se traga el zumo y se vota el bagazo.

Sopetrán, Mayo 1º del 2017.

Darío Sevillano Álvarez.

lunes, 26 de junio de 2017

Un tenor muy especial.


El sinsonte.


Este es uno de los pájaros que en nuestro medio, se encuentran en vía de extinción, por esa razón, debemos ser muy cuidadosos con ellos, para no permitir esa catástrofe ecológica que sería de grandes proporciones, porque es una de las aves que más bonito cantan, toda vez que en su repertorio tiene entre veinte y cincuenta sonidos incorporados, en los cuales incluye: Los cantos de otras aves, algunos diseños propios y a veces, interpreta trozos musicales tan reconocidos, como nuestro himno nacional.


                     

Su nombre científico: Mimus polyglottos, lo identifica plenamente: ‘comediante de los muchos sonidos’; su nombre común: sinsonte, acaba de confirmar su grandeza, porque esa palabra es del idioma náhuatl (centzuntli) y traduce ‘el ave de las cuatrocientas voces’.

No se complazca con tenerlo prisionero en una jaula; admírelo cantando libremente en los bosques.

La clasificación de esta especie, podría ser:

Reino: Animal.
Philum: Cordados.
Clase: Aves.
Orden: Paseriformes.
Familia: Mímidos.
Género: Mimus.
Especie: Polyglottos.




La parte verde es el mapa de 
distribución de la especie

El cenzontle, como se le debiera decir, pues éste es su nombre clásico, habita en parte de los Estados Unidos, América central, Cuba, las Antillas menores y en la actualidad, gozamos del privilegio de su compañía en Colombia. El nombre de cenzontle es el que el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española define, mientras el de sinsonte lo pone como sinónimo de uso en algunos países de América Latina.

Aunque su color, no es muy llamativo, porque hay otras aves con colores preciosos, este ejemplar llama la atención, por lo refinado de su canto y por la manera como se adapta a la vida del cautiverio; pero no creamos que canta por la alegría de sentirse prisionero, sino para hacerle un llamado a sus congéneres, con el fin de que vengan a visitarlo y a liberarlo.


En Sopetrán, los sinsontes anidan en las palmas de corozo, que están más escasas que las medallas del Corazón de Jesús, en los pequeños arbustos del sotobosque, en los árboles de noro y de chagualo y en las regiones cercanas al Cauca, anida en los cascarillos o sacaojos.

Los sinsontes defienden su territorio con mucha fortaleza y cuando un enemigo es muy poderoso, todos los sinsontes del lugar, se juntan para pelear contra él.

Conocí algunos sinsontes que cantaban trozos de música colombiana y entonaban muy bien el himno nacional.

Es importante anotar que este ejemplar, se adapta fácilmente a los tres climas que tenemos en nuestro municipio y que en los tres pisos térmicos se desenvuelve en buenas condiciones.

También es bueno decir que el animal que canta bonito y en buen volumen, es el macho, porque las hembras, también cantan pero en bajo tono. A propósito de machos y hembras, se pueden conocer, porque al macho, los orificios de la nariz, le pasan de lado a lado, pero hay que tener cuidado con las trampas que hacen los que negocian con estas aves, porque les abren a las hembras los orificios, para que crean que son machos.

La mejor forma de reconocerlos es oírlos cantar.


La alimentación de estas aves, son los insectos y las bayas, que recogen en el suelo o en los árboles; a veces vuelan en picada, para capturar los insectos y de cuando en cuando hacen giros especiales con las alas, para mostrar las manchas blancas y como exhibición territorial.

Como dato especial les cuento que los sinsontes no anidan en los árboles de pino y tal vez puedo decirles la razón: El pineol y el olor acre de los pinos, molesta a sus crías y como mata la microfauna, los priva de su alimentación con insectos.

Hay una característica muy singular de esta especie y es la tendencia a posar en las ramas más altas de los árboles o en las cimas de los postes de la luz y el teléfono; también es bueno decir que en las zonas urbanas, nunca bajan al piso.

Ahora describamos el ave: es un ave de unos veinticinco centímetros de longitud con un peso aproximado a sesenta gramos; de color grisáceo y una máscara negruzca artificial; en su cola, tiene un hermoso abanico blanco, lo mismo que en el borde de las alas; la cabeza y las partes superiores, son de un gris claro; sus ojos son amarillos; su pico es delgado y de color negro, con una ligera curvatura hacia abajo; y las patas son largas y de color oscuro.


Hay un sinsonte que es más pequeño, al que llamamos: Mimus gilvus, que traduce: ‘el comediante de color amarillo desteñido’.

En la región alta de Sopetrán, en los nacimientos de la quebrada La Sopetrana, hay personas que se dedican a mantener corredores especiales en sus fincas, para que los animales silvestres tengan un lugar tranquilo para vivir y en ellos viven un sinnúmero de cuadrúpedos y aves, entre los cuales están los sinsontes.

También conozco en la región de El Pomar a un amigo, que se dedica a mantener turpiales, sinsontes y carriquíes, en estado de semicautiverio, porque los animales vienen a dormir en las perchas de su casa, pero cuando los alimenta por las mañanas, se van a vivir tranquilos en los bosques. Es importante que sepan que estos animales se dejan coger de mi amigo, el cual los acaricia y luego los lleva a las perchas en donde duermen.


Los sinsontes del bosque, comen bayas, frutos carnosos, semillas, lombrices, gusanos, lavas de insectos, huevos de lagartos y de otros pájaros, hormigas y avispas.

Estos animales, son monógamos, es decir, sólo se aparean con una sola hembra; se observa que los juveniles de nidadas anteriores, vienen a alimentar a los nuevos polluelos; solo la hembra incuba, pero el macho se encarga de llevarle alimentos; la incubación dura de 13 a 15 días y los polluelos, dejan el nido a los 15 días.

Es bueno contarles que los sinsontes defienden sus nidos a capa y espada hasta de las iguanas, de los rapaces, de los perros y de las mangostas.

Es muy preocupante saber que el sinsonte está perdiendo día a día su hábitat, porque prefiere las zonas poco pobladas del bosque y esas áreas, son las que el hombre tumba sin consideración.

Es bueno decir que los sinsontes, en medio de su canto, hacen un ritual muy ceremonioso y en medio de este es cuando cantan más hermoso.

Recordemos que las aves, no tienen laringe y que su aparato fonatorio se llama: siringe.


Recordemos que nuestra misión en la tierra, es administrar la naturaleza, con mucha sabiduría y que por esa razón, tenemos que aprender a cuidar las especies, para que no desaparezcan, como pasó en el pasado con muchos animales, que no fuimos capaces de saber manejar.

Sopetrán, Mayo 1º del 2017.

Darío Sevillano Álvarez.

jueves, 22 de junio de 2017

Consideraciones absurdas con nuestro planeta.


Te has preguntado: ¿Qué pasaría si la tierra dejara de rotar sobre su eje?

Si la tierra dejara de rotar sobre su eje repentinamente, los efectos que la humanidad sentiría, serían fatales, para  la vida en el planeta.
Veamos algunos efectos inmediatos de ese frenón en seco:


Si la tierra dejara de rotar inesperadamente sobre su eje, la humanidad entera y todos los objetos que estamos sobre la superficie del planeta, nos dirigiríamos, en una forma brusca y rápida, hacia el este, movidos por la fuerza de la inercia de movimiento, en un efecto parecido a lo que sienten las personas que van en un autobús, si el vehículo frena, y se desplaza a una velocidad muy fuerte. 


Pero este accidente sería de proporciones, porque la velocidad de los humanos y los objetos, lanzados al espacio infinito, sería de unos 1.500 kilómetros por hora.


Las aguas de los océanos, los mares y los grandes lagos, por efectos de la inercia, generarían una cantidad de Psunamis, con un poder destructivo nunca visto, porque las olas que ellos generarían sería imposible calcularles, la altura y la cantidad de agua que trasportan.


 Las aguas oceánicas se situarían en los dos polos y se formaría un continente en el centro o ecuador terrestre y los continentes que ahora conocemos, quedarían inundados por las aguas.


Este suceso ocasionaría grandes desequilibrios en las capas tectónicas y ocasionaría terremotos, erupciones volcánicas y todo tipo de fenómenos meteorológicos.


El movimiento de rotación, es el que ocasiona que la tierra sea achatada en los polos, pero sin ese movimiento, la tierra se volvería un globo totalmente esférico.


Sin el movimiento de rotación, la tierra se convertiría en dos hemisferios: Uno completamente caliente, en donde las condiciones de vida serían imposibles y el otro, sería un desierto congelado, en donde ningún ser vivo podrá vivir; dicen los expertos que habría unas mínimas condiciones de vida, en los lugares, donde los dos hemisferios se dividen.

Piensa uno que no se podría observar las maravillas del universo.


Así quedarían los dos hemisferios para siempre.

A los cien años de haber pasado este evento, los grandes edificios, como: 

La Torre Eiffel y el Empire State, se derrumbarían y todo quedaría en el olvido.

En la siguiente fotografía, les estoy mostrando, como se destruirían las grandes ciudades como Nueva York.


El campo magnético que nos protege de los rayos del universo, dejaría de funcionar y nos tacaría, si sobrevivimos, instalarnos en el subsuelo, para defendernos de esos eventos universales.


Si la tierra deja de rotar, inmediatamente la luna también se quedaría sin rotación, por esta razón, los dos astros se acercarían peligrosamente y como la tierra tiene más gravedad, atraería a la luna y esta, caería sobre la tierra produciendo un golpe de proporciones muy catastróficas.


Pero todos los que lean este artículo, pueden estar tranquilos, porque en los cálculos astronómicos sobre la tierra, no esta programado este evento y estas normas están bien estabilizadas y es casi un imposible, que esto llegue a ocurrir.
Estas consideraciones las hacen los científicos, para que las personas cultas, vean lo bien organizado que está el universo y para que se aprecie mejor, la obra del Creador.

Sopetrán, Junio 7 del 2017.

Darío Sevillano Álvarez. 

jueves, 15 de junio de 2017

Cómo evitar los infartos.


Cómo debemos cuidar nuestro corazón y nuestra presión arterial.


Los infartos se han vuelto una moda muy común, entre los moradores del planeta y se están haciendo tan comunes, que las muertes por esta causa, superan a las muertes por cáncer u otras enfermedades, que eran más comunes en los viejos tiempos.


Pero si nos preguntamos la causa para que estas muertes sucedan, la respuesta inmediata sería: La dieta alimenticia y las costumbres modernas, como el hecho de utilizar la moda de estar tomando tinto a toda hora y la no menos peligrosa de fumar, porque la cafeína y la nicotina, son los dos grandes enemigos de nuestra salud.

Pero empecemos por el principio, explicando que es lo que produce un infarto:

Esta enfermedad se produce, cuando una de las arterias que irriga el corazón, se obstruye y cuando esto pasa muy lejos de los recursos médicos, el paciente, está más perdido, que envolatado.


Si averiguamos cuales son las causas, por las que esas arterias se obstruyen, tenemos que decir que se deben a una mala alimentación o a unos vicios que hemos adquirido, en nuestro largo caminar por el planeta.

El principal problema que caracteriza a esta enfermedad, es que se presenta en forma silenciosa y no muestra ninguna sintomatología.

Por estas razones, somos los pacientes los que debemos estar atentos, ante cualquier situación que esté mostrando, un mal comportamiento de nuestro sistema circulatorio.

Los síntomas pueden aparecer, cuando el grado de obstrucción de la arteria, es muy alto y a esto le podríamos llamar un pre-infarto, aunque muchos especialistas en esta materia dicen que esta figura, no existe.

La fundación española de cardiología dice, que casi todos los riesgos que conllevan a un infarto se pueden corregir y que se pudieran evitar con una dieta sana, rica en frutas y verduras y acompañada de ejercicio moderado y dejando de lado el fumar y el consumo de la cafeína.

Una inmensa mayoría de personas manejan unos factores de riesgo como: Hipertensión arterial, diabetes, colesterol, obesidad, tabaquismo, consumo de cafeína, sedentarismo… 

Pero debemos recordar, que mientras más factores de riesgo manejemos, más altos serán las probabilidades de contraer un infarto.


Dicen los sabios en esta materia, que la dieta mediterránea, es muy útil para prevenir los infartos.

Esta dieta consiste en: Frutas, verduras y hortalizas, aceite de oliva, pescado, vino tinto...

Las bases de la dieta y alimentación mediterránea la han convertido en una de las más saludables y recomendables.

Es de mucha importancia, no hacer comidas muy abundantes y que pueden ser muy poco saludables; y en vez de ellas, hacer unas cuatro o cinco comidas pequeñas distribuidas a lo largo del día solar.


Esto es lo que recomiendan los cardiólogos:

“Se recomienda tomar dos o tres piezas de fruta al día, lo mismo que verdura.

Y aumentar el consumo de alimentos ricos en omega-3, que ayudan a cuidar el corazón como pescado azul y aceite de oliva.

Las carnes preferiblemente blancas, como el pollo, y los productos lácteos desnatados.

Evitar frituras rebozados de aceite, y consumir alimentos hervidos, cocidos, asados o a la plancha.

Cuidado con los frutos secos, aunque son alimentos cardiosaludables, son muy calóricos y salados”.

Respecto al ejercicio físico diariamente, los cardiólogos recomiendan, hacer unos treinta minutos por día; o sesenta minutos día por medio.

Esta actividad reduce notablemente el riesgo de contraer un infarto y controla los niveles de colesterol.

Con el ejercicio moderado, tu corazón, mejora la capacidad para bombear la sangra; aumenta su resistencia y mejora la circulación sanguínea.


Con esto de hacer ejercicio físico, no solamente se prescribe caminar, también cumplen con este objetivo: Bailar, correr, jugar, montar en bicicleta, ir al gimnasio, etc.

Lo más importante es evitar el sedentarismo, que es el peor de los enemigos de la salud humana.

También el sobrepeso y la obesidad son un factor de riesgo para nuestra salud.

La más peligrosa de las formas de obesidad es la acumulación de grasas sobre el estómago.

La recomendación de los sabios en este aspecto es: 

En los hombres, la cintura no debe exceder los 102 cm y en mujeres no más de 88 cm.

Recordemos que el colesterol, es uno de los grandes enemigos de las arterias, porque se acumula en sus paredes y les recorta el diámetro; pero es importante saber que hay un colesterol bueno, que es el lubricante, que mantiene los vasos sanguíneos en orden.

Para evitar el colesterol, tenemos que mermar el consumo de grasas.


Otro importante factor de riesgo es la presión arterial alta y por esta razón es de vital importancia mirar con alguna frecuencia, como está, para aplicar correctivos oportunamente.

Casi todos los adultos tienen tratamiento farmacológico para controlar su presión arterial, pero a ese tratamiento le debemos ayudar: 

Con una dieta baja en sal; un peso corporal reducido y adecuado a nuestra estatura; una práctica de ejercicios moderados; tratando de acabar con los vicios del cigarrillo y el tabaco; y evitar al máximo, las bebidas estimulantes como el café; también pueden ser dañinas, las pastillas que contengan cafeína. 


Como la diabetes, es el gran enemigo del corazón, debes aprender a controlar los niveles de azúcar en tu sangre; de lo contrario, se nos van a presentar eventos muy perezosos en nuestra salud.

Los cardiólogos nos avisan de la importancia de la salud emocional y su relación con nuestro corazón.

El ritmo de vida, el estrés de las actividades diarias, la ansiedad y la depresión, las cargas laborales y domésticas, inciden directamente sobre la salud de nuestro corazón aunque no podamos verlo.

Decida un día si va a dejar de fumar y acuda a un profesional sanitario para que el ayude a iniciar un programa de deshabituación, adaptado a sus necesidades y supervisado por personal cualificado, es posible que así sea más fácil abandonar el tabaco.

Evitar pensar que no va a volver a fumar y valorar el esfuerzo de conseguirlo cada día, puede ser de utilidad, así como recordar las motivaciones para dejar de fumar.

Hoy en día existen multitud de herramientas que pueden ayudar.


Debemos hacer revisiones permanentes de nuestro organismo a través de los exámenes de laboratorio, para que conozcamos los factores de riesgo que se deben corregir oportunamente.

Recordemos que los hombres a partir de los cuarenta años, empezamos una etapa critica, que se debe vigilar con alguna frecuencia, para no correr el riesgo de ingratas sorpresas con nuestra salud.

También es bueno anunciar que las mujeres están en un alto riesgo con su salud, después de la menopausia.

Como punto final, quiero anunciar algunos riesgos, que casi nadie cree en ellos y son igualmente peligrosos a los que he anunciado: 

Existen otros factores, menos conocidos pero que igualmente son importantes, como: los trastornos del sueño, los problemas circulatorios, enfermedad renal, enfermedad cerebrovascular o ictus, la contaminación, el consumo de alcohol, el consumo de café y las drogas que contienen cafeína y otras más…


Me parece importante que cada persona que lea este artículo, trate de mirar si tiene algunos de estos riesgos y empiece a corregirlos antes de que se demasiado tarde.

Sopetrán, Mayo 27 de 2017.

Darío Sevillano Álvarez. 

lunes, 12 de junio de 2017

El anamú una joya vegetal.



El anamú una joya vegetal..

El anamú es una de las plantas más comunes en los suelos sopetraneros y según dicen los dueños de fincas ganaderas, es una de las malezas más difíciles de erradicar, porque sus raíces son muy profundas y para lograrlo hay que utilizar barras que sean capaces de removerlas, porque de lo contrario, siguen retoñando y crecen con más fortaleza.



La palabra «anamú» es originaria del idioma taíno, recuerden que esta era la lengua que utilizaban los grupos ancestrales de América, cuando Cristóbal Colón llego a introducir el desorden en nuestras tierras.

En ese idioma la palabra «anamú», significaba ‘planta medicinal’, porque era la medicina por excelencia de estos aborígenes, como lo vamos a ver a través de este informe científico.

Su nombre científico le fue asignado por Linneo y en el género lo llamó Petiveria, en honor del farmaceuta Inglés James Petiver, que vivió entre los años 1665-1718 y en la especie lo llamó alliacea, por su fuerte olor parecido al del ajo, cuyo nombre científico es Allium sativum.



Su clasificación científica sería

Reino, vegetal.
Philum, Magnoliofitos.
Clase, Dicotiledóneas.
Orden, Centrospermas.
Familia, Phytolacáceas.
Género, Petiveria.
Especie, Alliacea.

Esta planta, debido a sus grandes poderes medicinales, tiene unos treinta nombres vulgares, según los países, las regiones y los idiomas.

Pipí, calachín, mikura, sunikila, guiñé, sancha y ajo del Brasil y otros más

Esta planta es un subfrutice erecto, es decir, un tallo cilíndrico liso y desprovisto de hojas y ramas, parecido a las matas de junco, con una altura de cuarenta a sesenta centímetros, con raíces profundas y de consistencia leñosa, que miden hasta 2,5 centímetros de diámetro.

El aroma de la raíz, es parecido al olor del ajo, con un desagradable y fuerte olor y de sabor muy amargo; los tallos son ramificados en forma longitudinal y se parecen a ramas viejas; sus hojas son alternas y pecioladas, de formas elíptico-lanceoladas y subglabras, es decir, con pelos en las nerviaciones y en la base.

El anamú es originario de las Estados Unidos de América, pero se puede cultivar en toda la América Central y Sudamérica; sus preferencias de hábitat son las zonas húmedas con buen sombrío y que sean ribereñas de quebradas o de ríos.

Las partes que se utilizan en la medicina natural, son las raíces y las hojas frescas.

El anamú prefiere los suelos sueltos y ricos en materia orgánica; no sirven los suelos arcillosos, porque la raíz no se desarrolla bien.

Ahora veamos las propiedades medicinales de esta planta.

Las hojas cocidas sirven para el dolor de cabeza, el dolor de muelas, las caries dentales; mejora el reumatismo; y curan las diarreas, la disentería y la flatulencia; también curan la amigdalitis, el asma, la bronquitis, el catarro y la tos ferina.

Con las bebidas de las hojas, se pueden mejorar los calambres, la epilepsia, la histeria y la rabia.




Las cataplasmas de anamú se utilizan para curar úlceras, tumores e infecciones de la piel; los abscesos, los forúnculos y las tiñas (enfermedades producidas por hongos).

La inhalación de las hojas secas se utiliza, para tratar las sinusitis y las cefaleas.

Las enfermedades venéreas se pueden tratar con infusiones de la raíz, que se toman oralmente.

Estas infusiones también sirven para tratar la fiebre, el asma, las inflamaciones, las neumonías, los catarros, la cistitis y la dismenorrea.

El cáncer y la diabetes se pueden tratar en forma exitosa con bebidas o con cápsulas de anamú.

Como el anamú tiene un efecto hipoglucémico, sirve para las dietas en que queremos rebajar de peso.



También es importante hablar de las contraindicaciones del anamú.

Esta planta no se debe utilizar en mujeres embarazadas, porque provoca contracciones uterinas que pueden desencadenar un aborto.

Si usted es diabético y consume anamú, debe someterse periódicamente a control del médico, porque puede haber bajado mucho la glicemia en la sangre y esto es supremamente peligroso.

No se puede consumir anamú en exceso, porque puede originar muchos problemas de salud.



Hay un relato interesante respecto a los efectos de esta planta, sobre los tumores cancerosos; las células del cáncer mueren de hambre con el anamú, porque les cambia los procesos metabólicos.

Ahora que saben lo medicinal que es esta planta, aprendan a manejarla, para que les cure sus enfermedades.

Sopetrán, Mayo 1º del 2017.

Darío Sevillano Álvarez

viernes, 9 de junio de 2017

Todo sobre las neumonías.


La Neumonía una delicada enfermedad.

La neumonía es una peligrosa enfermedad que hace que uno o los dos pulmones se inflamen y en algunos casos puede ser una enfermedad grave;

 Uno de los principales síntoma, es la dificultad para respirar.

Esta enfermedad puede ser causada por Bacterias, por virus o por hongos.


En este artículo, vamos a tratar de mostrar las principales características de la enfermedad, los síntomas, tratamiento y posibles complicaciones que se pueden presentar y muchas cosas que ustedes como posibles pacientes deben saber:


Veamos en primer lugar, en que consiste una neumonía:

La palabra neumonía viene de un vocablo griego:  πνεύμων, que se pronuncia: pneúmon y que traduce pulmón, porque la palabra neumonía, traducida al buen español, se diría: Inflamación de uno o de los dos pulmones.

Esta inflamación, casi siempre es causada por una gripe prolongada y se trasmite, por la tos; los estornudos; la conversación cercana del enfermo con las personas aliviadas; es bueno decir que como son virus filtrables, es decir que se meten por la nariz o por la boca, contagian fácilmente a todos los que se arriman al enfermo.

Las personas que por naturaleza son de buena salud, pueden quedarse tranquilas en su casa, aunque tengan neumonía, porque con buenos cuidados y con mantenerse alejados de las corrientes frías del aire; de la luz directa del sol y con un buen tratamiento, en dos semanas estarán totalmente aliviados; pero si una persona, no goza de buena salud, es mejor buscar la ayuda de los médicos, para asegurarse de que no se vaya a complicar, con otras dolencias.


La mayoría de las neumonías, son contraídas por la inhalación de polvo hacia los pulmones y las causan: Las bacterias, los virus u hongos.

Muchas veces, tu sistema inmunológico, te protege de esos gérmenes y no deja que lleguen a los pulmones, pero si estas enfermo o tienes debilitado el sistema inmunológico, los gérmenes llegan a los pulmones y los inflaman.

Para que sepan, la frecuencia, conque esta enfermedad se presenta en los humanos, en los Estados Unidos, al año la contraen unos cuatro millones de personas, sobre todo en las etapas del invierno.


Analicemos con tranquilidad cuales son los síntomas de una Neumonía:

La Neumonía bacteriana, se presenta con una fiebre alta y con mucha tos; recordemos que como hay varios tipos de neumonía bacteriana, cada tipo tiene diferentes colores en los esputos, es decir en la sustancia que segregan los pulmones, con la tos y los estornudos.

Pero si la neumonía es producida por un virus, hay tos y sibilancia, es decir, un ruido especial en el pecho, que indica el grado de inflamación que tiene los órganos del sistema respiratorio.

Es bueno contarles que la sibilancia, algunas veces se presenta, cuando tenemos problemas con el corazón.


Hay dos síntomas que son muy frecuentes en las neumonías: 

La pesadez en el pecho y la dificultad para respirar.

Además de la tos y la fiebre, las neumonías pueden dar: 

Náuseas, vómitos, escalofríos, debilidad y confunción.

En las neumonías producidas por virus, la sibilancia, es mayor que en las bacterianas.

La sintomatología, puede cambiar: 

Si la infección es en la parte alta de los pulmones, hay demasiada dificultad para respirar; pero si la infección es en la parte baja de los pulmones, se pueden presentar malestares estomacales.

Aunque la mayoría de las neumonías, se pueden tratar en la casa, con tratamientos comunes, buena alimentación y buenos cuidados y tomando pastas para controlar la fiebre; es bueno tener en cuenta que si son de tipo bacteriano, se deben tratar con antibióticos; pero si son de tipo viral, hay que combatirlas con antivirales.


Hay una neomenia que llamamos errante, que se consigue en los lugares en donde hay mucha gente concentrada: 

Escuelas, colegios, templos, teatros, pero no es tan grave y se manifiesta como un resfriado común, si se pasa de una semana y los síntomas aumentan, es bueno acudir a los médicos.

Esta neumonía, nunca sabemos en donde nos la contagiaron, porque solo se manifiesta a las dos semanas de haber contraído el microbio.

Hay una neumonía, que los expertos llaman por aspiración, que consiste en que los alimentos, los líquidos o los gases, que pasan por la entrada de la traquearteria, se meten en los pulmones y no pueden ser eliminados por la tos o por los estornudos y esa materia que entró en ellos, produce inflamación de los bronquios, los bronquíolos y los alvéolos; esta neumonía, que lógicamente es una inflamación, se quita sola y no es contagiosa; esta se puede tratar con antibióticos, produce esputos color rosa espumoso y puede producir dificultad para tragar.


Si una neumonía dura más de cinco días y tienes dificultad para respirar, es importante pedir la ayuda de los médicos; también es una buena medida sanitaria, si se sospecha que un niño o un anciano, con más de 65 años, tienen neumonía, es mejor pedir la ayuda médica, por aquello de que: “Es mejor prevenir que tener que lamentar”.

Si tienes una gripa o un catarro o cualquier cosa que afecte tu sistema respiratorio, cuídate lo más que puedas, para que no se vaya a desarrollar una neumonía.

Cuando tengas los síntomas de una neumonía, no te acerques a los niños, ni a los ancianos que son los grupos más vulnerables.

Los gérmenes de las neumonías, son contagiosas, dos días antes de empezar la sintomatología y diez días después de mejorarte.


Aunque no hay una vacuna que prevenga las neumonías, se puede vacunar a las personas con las vacunas que sirven contra las gripas, la influenza y este tipo de enfermedades, porque casi siempre las neumonías, empiezan siendo unas gripas, que si las descuidas, se convierten en enfermedades más graves.

Los medicamentos más comunes para las neumonías de tipo bacteriano son:

 La penicilina, la amoxicilina y los medicamentos más modernos que los laboratorios van concibiendo, para este tipo de enfermedades.

Si las neumonías son de tipo viral, los medicamentos deben ser antivirales; recuerden que para la neumonía por aspiración se pueden utilizar los antibióticos.


Estas son las recomendaciones que los portales de internet dan, para que las personas que tienen neumonía, los pongan en práctica:

“Si crees que tienes neumonía, no realices esfuerzos. Descansa y bebe líquidos para aflojar la acumulación de mucosidad en la garganta y en los pulmones. El objetivo es eliminar la mucosidad al toser; por lo tanto, no tomes un antitusígeno sin consultarlo con tu médico. La neumonía es sumamente contagiosa, por lo que es preferible quedarse en casa; ¡deberás evitar a tu abuela mientras estés enfermo! También necesitarás muchos nutrientes, por lo que debes asegurarte de comer de manera adecuada para ayudar a combatir la infección. Y, por supuesto, no fumes ni hagas nada que pueda irritar tus pulmones inflamados”.

El primer médico que registró una persona con neumonía, fue Hipócrates en el año 400 antes de Cristo.

La bacteria que la produce fue descubierta en el año de 1875; en el año de 1944, fue descubierta la bacteria de la neumonía errante; y la vacuna que la puede controlar fue diseñada en el año de 1977.


La neumonía es una enfermedad que puede resultar mortal, basta con decir que en los Estados Unidos, mueren anualmente por esta causa unas cincuenta mil personas; en Canadá, mueren unas cinco mil personas al año por gripas e infecciones relacionadas con ellas; es importante decir que las ancianos, casi siempre en sus últimos días, son afectados por neumonía, como complicación de sus dolencias y mueren.

Como punto final digamos que algunas veces, la neumonía se vuelve resistente a los antibióticos y esta es una circunstancia peligrosa, porque los médicos, no encuentran con qué curar a sus pacientes.

La mejor manera para evitar contraer esta enfermedad, es llevar una vida saludable y mantenerse bien alimentado; evitar el fumar, porque eso pone en alto riesgo el aparato respiratorio; no te acerques a personas que tengan esa enfermedad; lávate las manos con alguna frecuencia y en especial, cuando hayas  manipulado objetos, que hayan estado arrumados, porque con seguridad contienen mucho polvo.

Es bueno agregar que una buena salud dental, protege a los pulmones de las neumonías.


Cuando sacudas los muebles y los armarios de tu casa, debes hacerlo con mucho cuidado y ojalá con un trapo húmedo, para que el polvo no se vaya entrar por tus cornetes o por tu boca.

Mundialmente se celebra el día de la neumonía, los 12 de noviembre.

Sopetrán, Junio 3 del 2017.

Darío Sevillano Álvarez.