viernes, 11 de agosto de 2017

Las mentiras de nuestro gobernante.


La triste historia de un mal gobernante.

Si mal no recuerdan, nuestro Burgomaestre, en la noche del 1º de Agosto del año que corre, desafió a los sopetraneros, como manada de chismosos que somos, para que aquel, que tuviera las pruebas de que la camioneta del municipio, había sido accidentada, en una ronda nocturna inusual; porque estaba seguro de que nadie sabía la verdadera historia de este infausto acontecimiento.

Pero el correo de la brujas, siempre se ha distinguido, por sus aportes demasiado oportunos, en lo que a Sopetrán se refiere.


Creo que a nuestro alcalde lo vamos a tener que apodar: 

“El Pastorcito Mentiroso”, porque las pruebas, ya están en nuestras manos y no son, precisamente, lo que el mandatario explicó: 

Que había llevado la camioneta a un buen taller, para hacerle algunos ajustes, con el fin de garantizar, que siga sirviendo con mucha eficiencia, las gestiones oficiales del municipio.


Recordemos que los vehículos oficiales, solo son para el trasporte de sus majestades, cuando de gestiones oficiales se trata, pues en caso contrario, se debe apelar a un medio de trasporte particular.

Valdría la pena preguntarle, al Pastorcito mentiroso:

¿Quién conducía la camioneta, para esta oportunidad?

¿Por qué la camioneta, presuntamante permaneció guardada sigilosamente, en una finca, que maneja como mayordomo, el Señor Presidente del Honorable Concejo Municipal?

¿A dónde se dirigía este paseo?


¿Por qué las placas de la camioneta, fueron escondidas con tanta especialidad?

Pero estoy seguro, de que su Ilustrísima Majestad, nos envolverá, con sus sabias mentiras, para podernos tratar de chismosos.

Vale decir, que para este caso, el único sabio de ese famoso paseo, es él.


Es digna de todo aplauso y de muchos agradecimientos, la actitud, de nuestro Ilustre Concejal: 

John Alexander Lezcano Oquendo, que sin ningún temor, a perder popularidad, con sus compañeros de trabajo, en la ilustre corporación edilicia, se tomó la licencia de investigar este suceso, que iba a quedar muy bien escondido, del público sopetranero, que fue el que cometió el error de elegir, al Pastorcito Mentiroso.

Creo que nosotros como pueblo: 

Culto, con mucho rango y con deseos de salir adelante, podemos hacer unas exigencias:

Señor Alcalde, respétenos, no nos emborrache con sus mentiras.

Déjese de estar montando a caballo y de parrandear tanto y dedíquese a gobernar, como se lo exige la constitución colombiana.

Aprenda a respetar al pueblo que lo eligió y a la coalición política que lo llevó a ocupar ese cargo.


Si es que no sabe gobernarnos, por lo menos, tenga humildad para reconocerlo y pida ayuda, a los sabios en estas materias.

Si Usted fuera un hombre con una personalidad bien estructurada, estaría pensando en renunciar, antes de que las autoridades colombianas, decidan retirarlo por sus malos manejos.

Este caso es muy simpático, porque, para llevar un carro, con el fin de hacerle unos ajustes, no es necesario acudir a la compañía que asiste el seguro, porque esos ajustes, no hacen parte de las condiciones que el seguro ha pactado con los dueños del vehículo.


Fíjense bien, que no estamos hablando bobadas y que no somos tan chismosos, como el gobernante nos llama.

Este es el formulario de solicitud de reparación que la compañía de seguros ha llenado.


Este es el inventario del recibido de la entidad, que va a hacer las reparaciones.

Según se dice: Los repuestos pueden estar valiendo unos 13`000,000 de pesos.

La reparación se cobraría por aparte.

La compañía de seguros, no está tan convencida de que este haya sido un accidente normal y están averiguando, por su cuenta lo que ocurrió y luego dirán si pagan los gastos con el seguro o no.

La lista de pedido de repuestos que la compañía solidaria, en donde está asegurado el vehículo, ha pedido es esta.


¿No creen ustedes que estos ajusticos, que el mandatario ordenó, para mejorar el vehículo, están muy complicados?

Las preguntas que el Señor Concejal, le hace a la corporación edilicia son estas:

¿Para ustedes corporados según las imágenes esto es un mantenimiento?

¿Por qué mentirle a la comunidad?

Recordemos que la mentira ha sido el puerto de apoyo de todos aquellos que cometen errores y horrores, para justificar sus delitos.

Lo que he conversado con todos aquellos que siguen de cerca los acontecimientos que estamos presenciando, es esto:

El mandatario que elegimos, aunque tiene la mayoría de edad, aún está siendo un infante de siete años, con una personalidad mal estructurada, que no lo deja pensar en los asuntos del gobierno, sino en la grandeza de ser: 

El que manda.

Sopetrán, Agosto 11 del 2017.



Darío Sevillano Álvarez.




1 comentario :

  1. Don Gerardo Vanegas,a usted no le queda bien hablar y criticar a los demás mandatarios de nuestro municipio los últimos alcaldes que ha tenido Sopetrán no han servido pa mierda, solo buscan el beneficio propio y familiar. Recuerda cuando detuvieron el bus del municipio con químicos para la elaboración de drogas o sustancias alucinógenas en su mandato,siendo el conductor del bus el señor Leonidas, se acuerda.Así que usted es el de menos para estar criticando

    ResponderEliminar