sábado, 17 de diciembre de 2016

Tercer día de la novena de Aguinaldos.


DÍA TERCERO:

Cristo nació, entre cinco y siete años, antes de lo que hemos enseñado.



“Nacido Jesús en Belén de Judea; en tiempos del rey Herodes”.         Mateo II-1.

Éste error fue cometido por un tal Dionisio, que era un monje escita de Roma; porque al calcular los años, para el nacimiento de Cristo, olvidó que Cesar, había gobernado cuatro años, con el nombre de Octavio y no tuvo en cuenta el año uno, ente la cuenta descendente, antes de Cristo y la  cuenta ascendente, después de Cristo. 

Este error consistió en fijar la fecha del nacimiento el 25 de Diciembre del año 753, después de la fundación de Roma; porque en estudios posteriores se supo, que el rey Herodes había muerto entre marzo y abril del año 750 después de la fundación de Roma y debemos recordar: Que Herodes persiguió a capa y espada a la sagrada familia y en esos tiempos, ni siquiera se hablaba de que estuviera enfermo.

Por otro lado, está el censo de que habla el evangelio: “Y sucedió en aquellos días que salió un decreto de parte del Cesar Augusto, para que se hiciese el censo de toda la tierra” Lucas II,  1.  Y que fue el motivo por el cual, José y María, tuvieron que trasladarse de Nazaret a Belén; las historias universales sitúan éste censo, entre los años 5 y 10, antes de Cristo.


Hay otro asunto que también preocupa y es la famosa estrella que guió a los reyes magos, sobre la cual hay una cantidad de interpretaciones, que van desde una confunción  de planetas, hasta que fuera, la estrella Alfa del Centauro o una nova; lo cierto del caso, es que ningún astro de los que hay en los cielos, se detiene sobre un punto especial.



Veamos con detenimiento estos versículos:

“Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en el este y hemos venido a adorarlo". Mateo II, 1 y 2.

Luego el mismo autor  en el capítulo  II, 4, 5, y 9. Dice:

“Entonces (Herodes, rey de Judea) reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías”.

"En Belén de Judea, le respondieron, porque así está escrito por el Profeta".

“Después de oír al rey, ellos partieron. La estrella que habían visto en el este iba delante ellos, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.


También influye en éste tema, la matanza de inocentes, ordenada por Herodes, para niños menores de dos años, que podría significar: Que Jesús ya estaba nacido y esto fue, según las historias profanas, en el año 6 antes de Cristo.


Es importante hacer saber que la matanza no fue de cinco mil niños y que hasta hoy, no hay una hipótesis certera, de que hubiera sido protagonizada por Herodes.

En resumen lo que hay, es una confusión de fechas y la única cosa cierta es que Jesucristo, según las hipótesis históricas más acertadas en la actualidad, nació cinco o siete años antes de lo que sabemos.


El pesebre o nacimiento que hacemos en nuestras casas, para celebrar la navidad, fue una invención de San Francisco de Asís, en el siglo XII, cuando presentó en vivo el nacimiento de Jesús, en una cueva de Greccio, un pequeño pueblo Italiano. 

Esta tradición ha perdurado, desde esa época hasta nuestros días, como una de las mejores tradiciones de la navidad.

La palabra pesebre, viene del latín Proeseprum, que significa: Cajón para echar la comida a los animales. 

También en algunas partes de la tierra se le dice Belén, que significa la tierra del pan, porque en ese lugar, en los tiempos antiguos, solo había una panadería.

Sopetrán, Diciembre 3 del 2016.

Darío Sevillano Álvarez.



No hay comentarios. :

Publicar un comentario