jueves, 18 de mayo de 2017

Una importante fruta.


El limón.



Sorbete de limón, en una 
buena presentación

Hoy vamos a hablar del limón, una planta originaria del sureste de Asia, cuyo nombre científico es Citrus limonum o Citrus aurantifolia, que se consigue en muchas variedades: limón real, rugoso de castilla, mandarino, rayado o variegado, tahití, eureka y dulce. 

Este fruto, contiene vitaminas A, B, B12, B2, B6, PP, C, D y F; también tiene proteínas, grasa, hidratos de carbono, calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio, magnesio, azufre, silicio, cloro, calorías(33 por cada 100 mg), ácido cítrico, ácido fórmico, ácido málico y ácido oxálico.

Su usa prácticamente en jugos, en limonadas y en sorbetes, pero también se puede usar en bebidas frías y calientes, dulces, condimentos y aderezos de las comidas.



Rebanadas de limón común

Se han hecho todo tipo de elogios del limón, pero algunos médicos lo prohíben a todos los enfermos, la razón puede ser que a unas personas, nos hace bien y a otras les puede hacer mucho daño.

 Ejemplo: 

A las personas con acidez estomacal, con ulcera péptica, duodenal o colon irritable les puede producir cólicos y todo tipo de problemas.

Por su alto contenido en ácido ascórbico y cítrico, el limón es bueno para prevenir el escorbuto, evitar la inapetencia, el cansancio, las molestias reumáticas y las continuas gripas o catarros. 

Las personas necesitamos de 50 a 120 mg, de vitamina C por día, en el limón las encontramos. 

Como es antibiótico y antiséptico, se puede usar contra las enfermedades infecciosas, el cáncer, la gota, el reumatismo, y las intoxicaciones; también lo deben consumir las personas con trabajos pesados, los deportistas y convalecientes; además, es muy bueno para eliminar los residuos nocivos en el organismo.


Variedad de limón

Es aconsejable para la hipertensión, para la inapetencia, contra las enfermedades cardiovasculares, activa la circulación, disminuye la obesidad porque reduce las grasas, ayuda en las funciones hepáticas y biliares, es un buen tratamiento contra las litiasis hepática y renal, previene la formación de cálculos, mejora la diabetes, cura las fiebres, las enfermedades del intestino, las de los pulmones, las genitales, calma el dolor de cabeza, es diurético y anticoagulante(por eso se usa para aplicar a la sangre que se va a usar en las trasfusiones.

El limón se debe consumir maduro, porque verde tiene mucha cantidad de ácido. A los montañistas se les aconseja consumir limón, sobre todo la cáscara, porque da fortaleza, no deja secar la boca y previene el mareo.


A esta especie, hay que saberle sacar el jugo, 
el secreto está en partirlo en forma vertical

Cuando se presentan intoxicaciones por comidas que habían entrado en descomposición, o cuando la digestión es pesada, es bueno utilizar limón en agua tibia, cada media hora hasta lograr la mejoría. En Europa lo utilizan en el tratamiento de la malaria.

 Si se toma jugo de limón en agua tibia, media hora antes de las comidas, ayudamos a que nuestro hígado trabaje a toda máquina. 

Las gárgaras de jugo de limón, curan todas las enfermedades de la boca y la garganta. Para los dolores artríticos y los golpes, se puede frotar limón sobre la parte afectada. 

Las cáscaras del limón, por su contenido de vitamina P, matan los parásitos intestinales. Las hojas del limón, tienen efectos sedantes y antiespasmódicos.

Las flores del limón se pueden hacer en un té así: una cucharada de flores en una taza de agua, se ponen a hervir dos minutos, tonifican, calman los nervios y concilian el sueño.


Delicioso bizcocho de limón

Hablemos ahora de contraindicaciones, porque todo producto las tiene:

No se puede emplear en personas con estados avanzados de desnutrición, osteoporosis o descalcificadas.

No se debe mezclar con productos ricos en almidón, porque produce fermentación y puede dar flatulencia o cólicos.

No es bueno aplicar limón a las ensaladas, porque retarda la digestión.

Los niños y los ancianos muy débiles no deben consumir limón.

Los que tienen la glicemia, el colesterol y los triglicéridos bajitos, no deben consumir limón.

Cuando hay cólicos renales o hay un cálculo atravesado en el uréter, no se debe usar el limón.

El limón viche con sal, puede producir anemia, y leucemia.

El limón, no se debe consumir en los tres primeros meses del embarazo, ni en la lactancia.


Delicioso bizcocho de limón.

Otras bondades del limón.

El jugo de limón sirve para bajar el peso corporal.

La ingesta diaria del jugo de limón, con la vitamina C a la vanguardia, como es un poderoso antioxidante, reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares; y aumenta la perdida de grasa en un 25% diariamente.

Con una cucharada de jugo de limón y un poco de algodón para aplicártela en la cara, puedes borrar las espinillas que produce la grasa en los poros de la piel de tu rostro; como el limón esta esterilizado, solo necesitas aplicarlo y además de curarte, sirve como astringente, para detener el sangrado de esas molestas heridas.


Cuando la piel del cuerpo, no luce muy bonita y se ve, más vieja de lo que es, puedes aplicar jugo de limón sobre ella y esta mejorará, en poco tiempo.

Cuando preparas jugo de limón con azúcar granulada y lo aplicas en tu cara y en tus labios, los estas rejuveneciendo.

Para borrar las manchas de los codos y de las axilas, el mejor remedio que existe es frotar, después del baño, jugo de limón o pasar una rodaja de él y exprimirla sobre las manchas.


Para mantener la piel en perfecto estado, cuanto tienes que hacer, es aplicar jugo de limón en las partes que deseas iluminar y mantener en buen estado.

A veces los limones, no se dejan exprimir en forma, para lograrlo, mételos al microondas, cuando están enteros  y deja rodar el horno unos 15 segundos.

Uno de los buenos tónicos que hay para el cabello, es el jugo de limón; aplícalo y frótalo bien, antes de removerlo; esta fórmula sirve para acabar con la caspa y para hacerlo brillar.


Para remover las quemaduras de la piel, que conocemos con el nombre de chapas, puedes utilizar el jugo de limón mezclado con bicarbonato; esta mezcla tiene propiedades blanqueadoras en la piel y la tonifica.

Uno de los mejores blanqueadores de los dientes es el limón, para lograrlo mezcla limón y bicarbonato, unta de esa solución el cepillo de dientes y frótalos, por espacio de un minuto; esta limpieza la puedes hace cada tres o cuatro días.

Para mantener en buen estado las uñas, de los pies y de las manos, mételos con alguna frecuencia en agua con jugo de limón y verás tus uñas, brillantes y saludables.


Para evitar que el aguacate se deshidrate, cuando ya fue partido, para que luzca elegante a la hora de la próxima comida, aplícale un poco de jugo de limón.

Para combatir el guayabo, se puede utilizar esta fórmula: Dos cucharadas de jugo de limón, una cucharadita de azúcar y ocho onzas de agua, te tomas esto y estarás como nuevo, para iniciar tu trabajo.

Para mejorar el estrés, en vez de tenerte que desgastar haciendo todo tipo de bobadas, tómate una buena limonada bien concentrada de jugo de limón.

Cuando sufres de nauseas, indigestión y estreñimiento, limpia bien tu dieta de porquerías y agrégale a tus comidas unas gotitas de jugo de limón.


Las personas que sufren de hipertensión arterial, para que se eviten una serie de problemas que los pueden llevar a penosas enfermedades, consuman con mucha frecuencia el jugo de limón, que es rico en potasio, tiene la propiedad de relajar los músculos; y ayuda a la contracción muscular.

Cuando estábamos muy pequeños, no se utilizaban mucho los servicios médicos para todo lo que nos pasaba y mi Madre no curaba los dolores de garganta, con jugo limón mezclado con azúcar; este era un buen remedio y sabía delicioso.


Es del caso contar una anécdota acerca de una cosecha de limón ocurrida en la década del 50 del siglo pasado

La señorita Sixta Tulia Gaviria Villa, tía abuela y madrina de Bautismo de nuestro editor Gabriel Escobar Gaviria era una de las personas que más le colaboraban a la parroquia de Sopetrán y tenía que ver con todas las instituciones parroquiales como las Hijas de María, las Corazonas, la Cofradía del Santísimo y las limosnas para la ánimas del purgatorio. 

Además hacía y vendía los escapularios de la Virgen del Carmen, repartía propaganda para la causa de canonización del mártir de Armero y vendía la revista Sé Apóstol que dirigía su primo el padre jesuita Justiniano Vieira Gaviria. 

También distribuía la revista Adsun de los Padres Eudistas.

En su residencia había sembrado un árbol de limón, cuyas cosechas serían para venderlas y con el dinero mandar responsos para las benditas almas del purgatorio.

Vivía para esa época un loco muy especial, oriundo de Belmira, al que le decíamos el Chulo Tamayo. Este hombre, se vestía de una manera muy especial: pantalones largos, saco de paño y casi siempre caminaba descalzo.

Era tan loco, que se cargaba al hombro, una caneca de leche desde Belmira, hasta Sopetrán por el camino de herradura, que se caminaba en seis u ocho horas, para traerla de regalo a Misiá Sixta Tulia, porque, según decía, La quería mucho.


Quinta adquirida por el general Rubén Gaviria Duque después de haber cedido su casa (actual Orfanato) para que funcionara allí el Liceo José María Villa. 

Fue de sus hijos hasta principios de la década del 60 del siglo pasado cuando cuatro de ellos (José Luis y su esposa Inés Moreno —Nené—, Ester, Inés y Sixta Tulia se trasladaron al frente de la Normal Santa Teresita.

Días después de la muerte del papá del Chulo, el loco llegó a la casa de las Gavirias, la quinta que aún existe en la salida para Guayabal que en ese tiempo se conocía como salida para la planta, entró por la puerta que del solar comunicaba con el cuido de caballos que los campesinos dejaban mientras hacían sus diligencias. 

Se subió al limón y recogió la cosecha. Cuando estaba saliendo a la calle para ir a venderlos, doña Sixta Tulia, se asoma por una de las ventanas que daban hacia el callejón del cuido, y le dice:

—Chulo, ¿Para donde va con los limones? No se le olvide que son de las ánimas del Purgatorio

—Precisadamente, Misiá Sixta Tulia —responde el Chulo con calma—, como mi papá murió, yo recogí esta cosecha, que es la parte que a él le corresponde.

Y siguió muy orondo camino de la plaza.

Sopetrán, 13 de septiembre del 2012.

Darío Sevillano Álvarez.

1 comentario :

  1. Gracias Darío, por tan hermoso reportaje de El Limón. Lo considero muy interesante y saludable. Mi abrazo y agradecimiento.

    ResponderEliminar