jueves, 12 de octubre de 2017

El huevo, uno de los mejores alimentos.


Cuáles son las cosas que mejoran en tu cuerpo, cuando consumes huevos.
Antiguamente, cuando los ciudadanos y los sabios, no sabían mucho sobre los beneficios del huevo, se decía que solo debíamos consumir, dos huevos en la semana; pero ahora, cuando las dificultades económicas del momento, nos obligan a consumir mucha cantidad de huevos por semana, para cuidar el bolsillos de las personas cabezas de familia, hemos podido investigar, mucho, sobre esta fuente de alimento, que hace verdaderos prodigios, con la digestión y la salud de los humanos.


La forma más fácil, barata y versátil de asimilar buena cantidad de proteínas, es el consumo de los huevos, en nuestras principales comidas diarias.
Pero si nos fijamos en los conceptos de los nutricionistas modernos, en cada huevo, encontramos 85 calorías, y en ellas hay 7 gramos de músculo constructor, que pueden mejorar notablemente la salud.
Los huevos están saturados de aminoácidos, antioxidantes y hierro y no solo las claras son alimenticias, como decían nuestros abuelos; sino que las yemas, contienen un producto llamado: Colina, que ayuda notoriamente a adelgazar, sin hacer ningún tipo de dieta.
A mí, me gusta más el sabor de las yemas y cada persona tiene sus familiaridades con las yemas o las claras, pero lo importante es comer las dos.


Lo bueno del huevo, es que existan infinidad de fórmulas de culinaria, para procesarlo, con el fin de no cansar a las personas con el mismo sonsonete de comida, todos os días.
Los humanos que deseen fortalecer, su sistema inmune, (Los mecanismos internos de nuestros cuerpos que nos protege de los gérmenes que producen las enfermedades), deben incorporar a sus dietas alimenticias diarias, el consumo de dos huevos.
La cuarta parte de la composición de los huevos, contiene selenio, que es de vital importancia, para el desarrollo normal de nuestro organismo, este elemento, es el que mantiene en buen estado el sistema inmune y es el responsable de la regulación de las hormonas tiroideas.
Si los niños y los adolescentes, no consumen en sus dietas, una buena cantidad de selenio, puedan llegar a sufrir enfermedades del corazón, los huesos y las articulaciones.


Si le damos una mirada a la palabra colesterol, casi siempre creemos que es un vocablo diabólico; pero no es así, porque el colesterol es la sustancia grasosa que sirve de lubricante a las arterias, las venas y los vasos capilares, para que la sangre circule tranquilamente y los vasos sanguíneos no se descompongan.
El huevo es una fuente de colesterol, pero debemos hacer una aclaración: Hay un colesterol que es bueno y hay otro que es muy nocivo, para la salud humana; el huevo nos regala una buena cantidad de colesterol bueno.


Los médicos identifican el colesterol malo, con el nombre de LDL, que traduce: Lipoproteína de baja densidad; este colesterol se pega a las paredes de los vasos sanguíneos y produce la famosa: Ateroroscrerosis o estrechamiento de los vasos por donde fluye la sangre y esta enfermedad puede causar una cantidad de problemas de salud, desde el cerebro, el corazón y los principales órganos, hasta las partes más alejadas del corazón como las piernas y los pies.
El colesterol bueno es llamado por los médicos: HDL, que significa: Lipoproteínas de alta densidad.
Todo está circunlocución, para decirles que el huevo puede aumentar el colesterol HDL, en los humanos.
Es importante que sepan esto: La hipertensión arterial es una de las enfermedades que produce el endurecimiento de los vasos sanguíneos, pero la hipertensión tiene otras causas: En el 95% de los pacientes con hipertensión no existe una causa orgánica. La presión arterial está causada por disposiciones hereditarias y factores de riesgo externos como obesidad, estrés y consumo excesivo de alcohol y sal.


Es bueno decir: Que fuera de una buena alimentación, hay que recurrir a los ejercicios, como: Caminar, trotar, hacer deportes e ir al gimnasio, para tener una buena salud.
Si recordamos que la vitamina B2, comúnmente llamada riboflavina, es la responsable de convertir los alimentos en nuestro combustible y producir la energía para desempeñarnos cómodamente, es de suma importancia, consumir huevos en nuestra dieta alimenticia, porque este alimento, contiene el 15% de la porción diaria de esa vitamina, que los humanos necesitamos.


Podemos agregar a esta información, que las vitaminas de complejo B, que el huevo contiene, son necesarias para que la piel, el cabello, los ojos y el sistema nervioso funciones a plena marcha.
Entre las vitaminas de este grupo, que el huevo contiene están: Vitamina B2, B5 y B12.
Quien creyera que una alimento tan sencillo, tan común y tan barato, pudiera contener tantas bondades.


Estudios muy recientes, vienen anunciando que la falta de colina, un componente esencial del huevo, ha sido relacionado con trastornos neurológicos y disminución de la función cognitiva; afortunadamente este sencillo alimento contiene colina, en las membranas celulares.
Pero la razón fundamental de la colina, es el hecho de que se requiere para sintetizar la acetilcolina, que es un neurotransmisor.


Para un buen manejo de las funciones corporales, nuestro organismo necesita 20 aminoácidos, de los cuales el cuerpo produce once de ellos, pero los otros nueve, como cosa curiosa, se encuentran en el huevo.
Sin estos aminoácidos, el organismo, puede mostrar esta sintomatología: Se debilitan los músculos; se desmejora el sistema inmunológico; se siente una gran debilidad; la fatiga, nos agobia; y se pueden presentar cambios en la piel y el cabello. 
Esto nos puede estar diciendo que el huevo es como algunas drogas, que tienen un rótulo, en el que dice: medicamento esencial; y el huevo debiera tener el mismo anuncio: Alimento esencial.


Cuando la serotonina, que contiene el sistema nervioso, no está bien modulada, se pueden presentar dos grandes problemas: La ansiedad y el estrés.
Como el huevo contiene los nueve aminoácidos que le faltan al organismo y nos regala la famosa lisina, podrá reducir significativamente, los niveles de estrés y ansiedad.
Esto lo anunciaron en un estudio que la academia nacional de ciencias publicó en el año 2004.


Las principales causas de deterioro de la visión y ceguera en las personas de mucha edad, son producidas, por la falta de antioxidantes; afortunadamente el huevo contiene dos de ellos: La luteína y la zeaxanthina; por esta razón es indispensable que el huevo, haga parte de la dieta alimenticia de nuestros ancianos. 


La vitamina D, que el huevo contiene, es una fuente de alimentación importante, porque mejora la salud de los dientes y los huesos; pero también ayuda a la buena absorción del calcio, que mejora los dientes y los huesos y protege el corazón, el colón y la función del metabolismo, (función por medio de la cual, convertimos los alimentos, en sangre, que es nuestro combustible).
Casi nunca hemos manejado este término: Índice de saciedad, es decir sentirse satisfecho a nivel del apatito, porque ya no queremos comer más.
El huevo tiene la escala más alta, en este índice y la puntuación es del 100 por 100 y por esta razón, los huevos, son una excelente fuente de proteínas, en comparación con otros alimentos.
Algunos experimentos importantes, realizados por empresas, de mucha credibilidad, hicieron este ensayo: tomaron varios grupos de personas y cada grupo los pusieron a comer ciertos alimentos; cuando terminaron, hicieron unas pruebas de laboratorio a los distintos grupos y llegaron a la conclusión, de que los del grupo que comieron huevos, perdieron peso y disminuyeron la cantidad de grasa en sus cuerpos.
Esto indica, que los huevos, hacen votar grasa, al cuerpo y a la vez, la persona pierde peso.


Cuando en alimentación o en farmacología, se habla de un producto, no solo se deben contar los beneficios que produce el alimento o la droga; sino que se deben anunciar las contra indicaciones, para que su majestad el público, pueda manejarlos, con absoluta tranquilidad.
Los huevos, también tienen contra indicaciones:
Es una costumbre, supremamente mala, tomar huevos crudos, porque el organismo, no es capaz de digerirlos y además, como los huevos son un producto animal, pueden estar infectados de parásitos y gérmenes patógenos, que nos podrían poner en apuros.


Solo los diabéticos y personas que ya tienen enfermedades del corazón deben limitar el consumo de yemas de huevos a tres por semana.
Como los huevos pueden estar infectados de salmonella, es importante lavarlos muy bien, antes de quebrarlos y dejarlos cocinar, hasta que veamos que todas las partes, están bien de cocción, es decir que tanto la clara, como la yema, estén duras.
Una buena forma para no dejar que los huevos, estén contaminados por fuera, de salmonella, es mantenerlos bien refrigerados.

Sopetrán, Octubre 11 del 2017.
Darío Sevillano Álvarez. 

1 comentario :

  1. Que interesante artículo, Darío! Gracias. Lo comparto. Un abrazo.

    ResponderEliminar