martes, 14 de marzo de 2017

Los enemigos del colegio José María Villa.

EL COLEGIO JOSÉ MARÍA VILLA Y SU LARGA HISTORIA.


Cuando se hace las veces de historiador, corremos la suerte de perder popularidad con algunas personas, porque tenemos que manejar los hechos históricos con mucha imparcialidad y sin el menor asomo de pasión.


Esta es la casa en donde funciona en la actualidad: La institución educativa José María Villa.

Es bueno contar que en el momento actual, la están poniendo bonita, para la celebración de sus 70 años de restauración.

Si quisiéramos decir cuántos años tiene de fundado, serían 91 después de la creación por la Honorable Asamblea departamental de Antioquia.

El Colegio José María Villa, empieza su larga carrera a mediados del siglo XIX, cuando un ilustre Sopetranero, preparaba a los jóvenes que salían de los estudios primarios, con idiomas y materias como: 

Las matemáticas, la filosofía, las ciencias sociales y las ciencias naturales, para que pudieran capacitarse en los grandes centros de Medellín y Bogotá.

Por ésta razón, el Padre Francisco Medina Pérez, dejó la fecha de 1850 y una estrella que para ÉL, significaba: El saber.

La placa se colocó, en la casa que en la actualidad es de los hijos del Señor Juan Pablo Muñoz Gallego.

Luego, en la misma placa, El Padre Medina, habla de una restauración que le hiciera al liceo, que ya había sido fundado por la honorable asamblea Departamental de Antioquia, por medio de la Ordenanza 25 de 1926, para hacer memoria del Genio constructor de puentes colgantes, nacido en la jurisdicción del corregimiento de Horizontes, en la finca, la Siberia, el ilustre Doctor, Don José María Villa.

Esto estaría diciendo: 

Que el Padre Medina, que era un hombre justo y humilde, solo se declaraba restaurador del Liceo.

Para que se vea, que lo que estoy contando, es un acontecimiento real, voy a recordar los nombres de unos Sopetraneros ilustres que influyeron en la creación del liceo: 

Don César Villa Gaviria y Don Arnulfo Gómez L. 

El primero hijo de Sopetrán y el segundo casado con una importante Dama de nuestra sociedad, la Señora Doña Oliva Viera Tamayo.


En esta casa empezó el Instituto José María Villa que creara la Honorable Asamblea departamental de Antioquia.

El Liceo de que estoy hablando, funcionó en las instalaciones en que hoy funciona el Hogar Sagrado Corazón, que era propiedad de Don Jesús Gaviria, y que luego fue comprado por Monseñor Gerardo Martínez Madrigal y el Señor Gustavo Gaviria Blair, para montar el orfanato.

El primer rector del liceo José María Villa, fue el Señor Agustín Emilio Callejas Llano, quien contrajo matrimonio, con la Señora Doña Lía Viera Tamayo.

Fueron profesores del citado liceo, los señores: Emilio Aguilar Arango, que hacía las veces de vicerrector, Don Abel Arango, oriundo de Amalfi, Don Eleazar Montoya, nacido en la Estrella, Don Rafael Ramírez de San Andrés de Cuerquia y los Señores: Luis Bermúdez, Martiniano Pineda y José Rendón. Algunos de éstos ocuparon la rectoría  de tan importante claustro.

El Instituto José María Villa, fue clausurado, en el año de 1929, por la falta de fondos para pagar sus profesores, debido a la quiebra de la bolsa de Nueva York, por la recesión económica que se presentó entre las dos guerras mundiales.

Más tarde once años después, el día 12 de mayo de 1941, el liceo fue restaurado por el ilustre levita, Francisco Medina Pérez, educador de indiscutibles méritos, que había llegado a la ciudad, por una penosa artritis, de la cual se alivió, gracias a las bondades de nuestro clima cálido y a las picaduras de las abejas de castilla que él manejaba en su hogar.

Años después, el Padre Medina fue elevado a la dignidad de Monseñor, para premiarle todos sus méritos.

Es bueno anotar que el colegio inicio sus labores en la casa en donde está la placa de que les hablo en la calle Luciano Carvalho con carrera Girardot.

También es bueno contarles, que las tierras en donde funciona el vivero y  las instalaciones de la Normal, fueron compradas por el Padre Francisco Medina, con los dineros de una campaña que realizó con los Padres de Familia y los alumnos, con el fin de tener unas vacas que garantizaran la leche, los quesitos y la mantequilla para los alumnos internos. 

Esta finca fue manejada por el distinguido profesor Don Rubén Gutiérrez.


En esta casa de la calle Luciano Carvalho, fue restaurado el Instituto José María Villa, por El Presbítero Francisco Medina Pérez, el 12 de mayo de 1941. Esta nueva obra apareció con el nombre de: Liceo José María Villa.
Cuando el Departamento, tomó las riendas del Liceo, como se le llamaba en ese tiempo, se apropió de la finca y se la asignó a la Secretaría de Agricultura, éste hecho nunca fue bien justificado.

Anexo fotografía muy deslustrada y mal tratada, de la placa que conmemora la restauración de nuestro Liceo, que fue gloria de los Sopetraneros, los antioqueños y la nación entera, porque fue semillero de hombres ilustres de toda la comarca.


 Esta es la placa que conmemora la restauración del Liceo José María Villa. Valdría la pena que alguien se acordara de ella, le repisaran las letras y le tumbarán, la cal que los oficiales de mala calidad le han aplicado.


Esta es la casa museo, en donde vivió el ilustre Levita, Presbítero Francisco Medina Pérez.


Recordemos: Que de nuestro Liceo, surgieron hombres muy ilustres que engalanaron la nación, en puestos públicos de todas las ramas y oficios.


Loor a la memoria de este ilustre sacerdote, que nos regaló el Liceo José María Villa, uno de los grandes templos del saber de nuestro pueblo.

Pero el Colegio José María Villa, aunque la mayoría de los ciudadanos de bien lo queremos, también tiene sus enemigos, porque el correo de la brujas, que en Sopetrán es muy efectivo, nos está diciendo que manos criminales andan detrás de nuestra institución, para acabar con ella y sus alumnos parece que los van a anexar a la Normal Santa Teresita.

Esta actitud, se pudiera calificar, como: Un crimen de lesa educación, porque los que están planeando esa mala acción, olvidan que nuestro colegio, fue la cuna de muchos hombres ilustres, que le han servido: Al Municipio, al Departamento, a la Nación y se han destacado a nivel Internacional.

De paso, quiero recordar algo, que se viene convirtiendo en una mala conducta de los dignatarios elegidos por voto, en nuestro pueblo: 

Les gusta acabar con las instituciones que nos representan ante la faz de la tierra y por falta de capacidad de gestión se las dejan quitar.

Cito algunos ejemplos, para que no me vayan a tildar de periodista exagerado o amarillista:

Por mala capacidad de gestión de nuestros alcaldes, perdimos en el pasado próximo: La Procuraduría Regional de Occidente; La Cárcel del circuito; el Matadero; y de las plazas de educación nos han suprimido una tercera parte, sin que nadie se queje y sin que los gobernantes presenten soluciones, para mantenerlas.

No olvidemos que por cada institución que perdemos, con ella se van muchas soluciones de trabajo para los sopetraneros y nos estamos quedando a la deriva; todo por la mala capacidad de gestión de nuestros gobernantes.

¿No sabemos a ciencia cierta que es la que está pasando con los locales de educación y cultura?

Porque las instalaciones de la escuela Marco Fidel se cayeron y ni siquiera vimos trabajadores, tratando de recuperarlas; las instalaciones de la vieja escuela Luciano Carvalho, se están cayendo y día a día se complica más el problema, porque se les metió en la cabeza que esa casa, es un depósito de basuras y materiales de construcción; la casa de la cultura se está cayendo y es lastimoso, tener que trabajar en ella, por el peligro que representan las goteras y la mala presentación del edificio; (de este dicen que no lo pueden arreglar, porque no les pertenece y la pregunta mía es: ¿Por qué lo utilizan si no es de su propiedad? Las instalaciones del colegio José María Villa, se están cayendo y parece que la solución es acabar con la institución.

A todos estos males yo los llamo: 

Falta de capacidad de gestión.

Esperemos que algún día el palacio consistorial empiece a fallar, para tener el gusto de decir: 

Acabemos con las alcaldías municipales que para nada sirven.

Hay un sofisma de distracción que están empleando en la actualidad, para poderse escudar en la negligencia, con que tratan los locales de educación y es: 

No tenemos escritura de ese lugar, lo cual me parece muy grave, porque cuando manejé la presidencia del centro de estudios pedagógicos, por espacio de 26 años, todos los locales en su primer capítulo del inventario, tenían el número de la escritura pública, los nombres de las personas a quienes se los habían comprado y hasta el precio.

Pero no olviden que hubo una época, en que nombraron un personero, muy bruto, como a veces ocurre, que dijo, refiriéndose al archivo municipal: Esta mano de papeles tan inútiles, no deben estar estorbando en la personería y ordenó votar dos o tres volquetadas de ellos y es muy posible que los inventarios de educación hubieran caído en ese extraño suceso.

Hoy 14 de Marzo del 2017, presenciamos una manifestación muy culta que se parqueó muy cerca del palacio consistorial, para pedir soluciones a los siguientes puntos, porque ellos creen que la cuestión no debe ser suprimir instituciones, sino buscar soluciones oportunas, para poder continuar beneficiándonos de ellas:

1     POR UN COLEGIO DIGNO
Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
                                           2     POR UN COLEGIO PARA LOS NIÑOS.
Si se puede, si se puede, si se puede…
1      POR LA SOLUCIÓN A LA FALTA DE COORDINADORA Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
4      POR LA NO, UNIÓN DE GRUPOS
Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
5      POR UN TRANSPORTE EFICAZ PARA LOS ESTUDIANTES DE LAS VEREDAS
Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
6      POR EL NO ESTUDIO EN LA TARDE
Sí se puede, sí se puede, sí se puede….
7      POR LA NO SALIDA DE DOCENTES DE NUESTRA INSTITUCIÓN Sí se puede, sí se puede, sí se puede..
8             POR LA REMODELACIÓN DE LOS TECHOS Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
9      POR LA CONSERVACIÓN DE LOS ESPACIOS EDUCATIVOS Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
10   POR LA ADQUISICIÓN DE IMPLEMENTOS DEPORTIVOS, MATERIAL DIDÁCTICO Y TECNOLÓGICO
Sí se puede, sí se puede, sí se puede…
11   POR EL PROFESOR DE FÍSICA Y MATEMÁTICA Sí se puede, sí se puede, sí se puede…

Estos son algunos representantes de los padres de familia, pero manifestaron que van a organizar una salía colectiva de la sociedad sopetranera, para protestar por lo que está pasando en el colegio.


Los alumnos esperan con paciencia y cultura, mientras unos delegados de los padres de familia, conversan con los funcionarios del palacio de gobierno.


La sombra protectora de nuestra Ceiba, alberga  a los alumnos y padres de familia que están protestando.


Algunos profesores tutelan a los alumnos, para mantener el orden y la cultura.


Este grupo de jóvenes espera con paciencia, que terminen las conversaciones con los funcionarios del palacio de gobierno.

Es bueno resaltar que en la manifestación pacífica, hubo jóvenes de los dos grandes planteles educativos: 

La Normal Santa Teresita y el Colegio José María Villa.

SOPETRÁN, MARZO 14 DEL 2017.
DARÍO SEVILLANO ÁLVAREZ.

1 comentario :

  1. Si por allí llueve, en colombia no escampa. La Secretaría de educación Departamental "SEDUCA". la más corrupta de los corruptos. En donde los docentes provisionales humillados por el empleador pululan como favores políticos de virgomaestres locales. La educación pública importa un tamarindo al estado colombiano.

    ResponderEliminar