sábado, 3 de marzo de 2018

Lea con mucho cuidado, esta importante noticia.



Un triste adiós.

Los amigos de la chismografía, andaban diciendo que a los críticos de su Majestad, les habían callado el pico o los habían desterrado del pueblito; mi caso para haberme silenciado, fue causado porque la lógica del razonamiento, que aprendí cuando cursaba los estudios de la filosofía que enseña: Que no debemos discutir, con personas que sean menos capacitadas que nosotros, porque a esas personas, hay que darles la razón, porque si, o porque no, dada la realidad de que son: Cerradas a aceptar la verdad, egosistas, mal educadas, irresponsables, ambiciosas, respingonas y groseras; recuerden pues, que estoy vivo y sigo criticando lo que no me gusta.
Esta semana, para los que sabemos de arquitectura antigua y que tenemos sentimientos de patria y sociedad, la derribada de la que fuera la escuela Luciano Carvalho del municipio, por espacio de noventa años, nos causa sentimientos de dolor y de pesar, porque estamos perdiendo lenta pero seguramente, todos los viejos caserones, de la antigua arquitectura, que habían sido construidos con las normas del arte republicano, que era la figura reina de los tiempos viejos de grata recordación y sabemos con absoluta seguridad que será remplazado por una selva de cemento, que es lo único que saben hacer los arquitectos modernos.
Con la elección popular de alcaldes, en la república de Colombia, instituimos la ruina de las riquezas de la nación, porque esos: Medio politiqueros baratos, que manejan el país, no van a ser capaces de mostrar amor por los entes municipales que les entregamos para que sean bien manejados y parece que este mal no tiene solución, porque los nueve o diez gobernantes que hemos tenido bajo ese régimen, llevan a Sopetrán de Guate mala para Guate peor.
El famoso megadespilfarro que van a hacer, con la venia de los gobernantes departamentales, se quedará grabado en los cerebros de nuestras gentes, para siempre, porque al final de semejante despropósito, esa obra, no se va a construir, pues los que somos más sabiditos, tenemos la idea de que el dinero disponible, para cometer este atropello, solo les va a alcanzar para demoler y pasado este tiempo, el que manda, se habrá marchado con su música para otra parte y tal vez, no volverá a sonar en la politiquería barata, de este país, dada la razón de que se está quemando políticamente a sí mismo y lo peor, es que no se ha dado cuenta de que va a dejar de mandar para siempre.
Casi siempre nos contesta que él es Abogado y que sabe perfectamente lo que está haciendo; los locos y desequilibrados, hemos sido sus críticos; lo que yo pienso, es que en vez de ser Abogado, puede ser un posible ahogado, que más temprano, que tarde, caerá en la trampa de sus propias argucias.
Los buenos analistas políticos del terruño, estamos conscientes de que ahí no se construirá una Megabobada, porque el mandatario que lo suceda, no tiene interés por las obras de su antecesor, dada la razón de que cada uno trae bien calculados los disparates que va a hacer, para acabar con nuestro patria chica.
Pero a nosotros nos tocará pagar los pesos que se van a despilfarrar en el megadisparate y todo seguirá lo mismo, porque las entidades de control, perdieron el derecho a hacer controles, sobre los gastos que se hacen, por aquello de que entre bomberos, no se pueden pisar la manguera; recordemos que todos estos entes, están siendo investigados por grandes despilfarros y la única sanción es mandarlos unos días, para una guarnición militar a pasar unas vacaciones, con todos los honores del caso, por ser los mejores hijos del país.
Cuando el dinero se consigue con facilidad, como lo consiguen estos sinvergüenzas, se puede despilfarrar a toda máquina, porque ellos tienen la garantía de que esos despilfarros nadie se los cobrará.
El préstamo que acaba de conseguirse, y que servirá, para que el que manda, cumpla con su tarea de destrucción, dejará en ceros nuestra capacidad de endeudamiento, por espacio de tres o cuatro administraciones municipales.
Hay otra circunstancia que me atrevo a anunciar, porque he observado a lo largo de proceso politiquero-social, que hemos vivido a lo largo de 22 años de elecciones para alcaldes, que ningún gobernante quiere continuar con las obras del anterior; esta, no será una excepción a la regla; el nuevo gobernante, verá la lógica, de que es mejor construir los locales de educación, en el espacio, en donde ya tenemos varios elementos, como: La Normal; las instalaciones deportivas; el parque educativo; y el coliseo; y en ese terreno, que fue donado por el departamento, exclusivamente para construir locales educativos, aún caben dos o tres bloques de edificios y más instalaciones deportivas, que podrán complementar las disciplinas del currículo.
Esta casa que fue el segundo hogar de diez o doce generaciones de sopetraneros, y que no gozó de aprecio de nuestros gobernantes, porque posiblemente solo producía gastos y eso a ellos no les suena, ahora se está extinguiendo y solo nos queda rezar una oración final, que podemos encabezar con la primera frase de la canción de dos autores colombianos: Adiós casita blanca, adiós mi dulce tierra….  Letra: Tomás Villarraga. Música: Carlos Vieco Ortiz.
No entendemos que es lo que pasa y la pregunta que nos hacemos, es:
¿Qué estará pensando la cabeza de la administración municipal, cuando se dedica a despilfarrar de esa manera tan descortés, el poco dinero que nos queda a los sopetraneros, en la meta colectiva de nuestra triste historia?
Sin embargo, como muchos sopetraneros, son masoquistas, es decir les gusta que los alcaldes, acaben con nuestro terruño; seguirán votando por estos ilustres ciudadanos, aunque solo sirven como estorbos públicos, que regalados resultan caros.

Sopetrán, Marzo 1º del 2018.
Cédula de ciudadanía 3'620.074

Darío Sevillano Álvarez.

1 comentario :

  1. Cuántas verdades dices en este artículo que se puede aplicar también a España en los pequeños lugares donde vivimos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar