lunes, 4 de junio de 2018

Historia resumida de la arquitectura.



La fascinante historia de la arquitectura, en la larga carrera de los humanos.

La historia de la arquitectura a través del tiempo, es algo que ha cautivado a todos los expertos en este tema, aunque no es mi intensión hacer un tratado completo con este relato, quiero dejar unas bases firmes, para que en los planteles educativos, se pueda enseñar este tema en una forma sencilla y agradable.


Mi propósito con este texto, es empezar, en las primeras viviendas que el hombre construyó y llegar hasta las grandes obras, como: Todas las construcciones del orden neoclásico

Para empezar, miremos la forma tan rudimentaria, como vivían los primeros moradores del planeta.
Lo único que se les ocurrió, fue emplear las cavernas y laberintos subterráneos, con el fin de protegerse de los rayos solares, la lluvia, el viento, el frio, los ataques de los animales y todas aquellas inclemencias normales que se presentaban en el planeta.


Si analizan la secuencia lógica que este relato va a tener, inmediatamente descubrirán, que cada etapa que se va presentando, está basada en la anterior.
Los primeros monumentos que existieron en la tierra fueron: Los menhires, los dólmenes y los crómlechs, que se construían con grandes piedras, colocadas en formas elegantes.
Pero esos monumentos, no se hacían a topa tolondra, sino que los alineaban con factores astronómicos, información que en el momento actual, estamos codificando.
Ellos tuvieron enseñanzas muy acertadas, relacionadas con ingeniería, arquitectura, astronomía y fueron tan bien diseñados, que a muchos siglos de haberlos montado, esas construcciones, aún están en pie.
Recordemos que la piedra, es el mejor material, para cualquier obra, que deba perdurar en el tiempo.


Menhir.


Dolmen.



Crómlech.
Recordemos que la diferencia entre historia y prehistoria, es el hecho de que en la prehistoria, no se llevaban registros escritos de lo que ocurría; pero se dejaban mensajes en los megalitos, en las cavernas y en los muros de las estructuras, con: Figuras, geoglifos. Petroglifos y jeroglíficos.
Los arqueólogos modernos, viven sorprendidos, con los montículos de tierra, los círculos de piedra, los megalitos y las estructuras, que se construían y no han logrado explicar cómo las hacían; solo se hacen suposiciones.
Esas estructuras de piedra, tamaño colosal, como las de: Bolivia, Perú, Egipto, la China, la India y tantas otras más, que nos sorprenden por el peso de las piedras con las que fueron construidas, seguirán siendo una incógnita, para los antropólogos, por muchos años más.



En el antiguo Egipto, entre los años 3050 y 900 antes de Cristo, los grandes faraones, lograron construir: Pirámides, templos y santuarios monumentales y la verdad, es que no hemos podido encontrar evidencias de la forma como los construyeron.



Pirámides de Keops, Kefrén y Micerino en Guiza.
Esto de construir pirámides fue una costumbre a nivel de muchas civilizaciones del planeta y creemos, pero no lo hemos demostrado, que en ellas hubo intervención de fuerzas extrañas y una tecnología de avanzada.



Templo de Luxor.



La esfinge en Guiza.


Entre los años 850 y 476, antes de Cristo, hubo un movimiento arquitectónico de fama mundial, al que los expertos en estas cosas, llaman: Período clásico.
Aquí hubo derroche de belleza y me da la impresión, que es el punto del apogeo de la arquitectura.
Fue en este período en que aparecieron los tres órdenes clásicos: Dórico, jónico y corintio.
En este período, aparecieron las columnas y los entablamentos, que tanta belleza le aportan a las construcciones.
Solamente con esta fase de la arquitectura, se han escrito grandes obras, pero mi intención solo es mostrar las bondades y la belleza de este tipo de construcciones., que aún siguen influyendo en todas las obras de arquitectura moderna.


Cualquiera de los tres es más hermoso que los otros.

Miremos por separado cada uno de ellos:



Con estos elementos en la mano, cualquier desprevenido observador, puede decidir a qué orden pertenece un edificio.

Ahora veamos algunas construcciones que están en pie en la tierra y que pertenecen a cada uno de ellos:


Templo de orden arquitectónico dórico.
El portal de Fuente Rebollo en la pentápolis de Atenas.
En el frente está conformado por una estructura de ocho columnas a la que le decimos: Octóstilo.
Según el número de columnas del frente, en arquitectura los nominamos de la siguiente manera:
Áptero: sin columnas.
Dístilo: con dos columnas en el frente.
Tetrástilo: con cuatro columnas en el frente.
Hexástilo: con seis columnas; la mayoría de los templos griegos clásicos eran hexástilos.
Octástilo: con ocho columnas; un ejemplo es el Partenón.
Decástilo: con diez columnas.
Dodecástilo: con doce columnas.
Es bueno recordar que si un templo tiene un número de columnas en su frontispicio; en su lado largo debe tener el doble de ellas.
Observen la sencillez de los ornamentos que tiene la construcción y esa característica, los hace más bonitos.
Es muy importante decir que los ornamentos más comunes a todos los órdenes son las molduras, que pueden ser: Cóncavas, convexas, planas y mixtas.


 Templo perteneciente al orden arquitectónico Jónico.
Esta es una miniatura del templo, que se conserva en un museo, la belleza del templo es impresionante, fíjense en la simplicidad de la construcción y la grandeza del orden arquitectónico: Jónico.
Un portal de internet, lo describe así:
“Una gran fachada decorada, precedida por un espacioso jardín, daba paso a este majestuoso y original «bosque» de 127 columnas, en cuyo espacio central se encontraba el pequeño templo que albergaba la estatua de la diosa Artemisa”.


Esta es la Maison Carrée, realizada en piedra, su planta es rectangular, su longitud es del doble de su anchura.
Pertenece al orden corintio, que nació en Grecia y luego fue llevado a Roma.
Tiene una sola entrada de escaleras y es un edificio: Próstilo, es decir que solo tienen el pórtico con las columnas.
Es un edificio hexástilo, es decir con seis columnas en su frente.
El templo, dedicado a Augusto, estaba situado presidiendo el foro de esta ciudad, fundada por veteranos de las legiones romanas en  la Provenza francesa y es un ejemplo canónico y perfectamente conservado de templo romano. Se aplicaron en su realización las proporciones ideales señaladas por Vitrubio.
Si recordamos la circunstancia histórica de que el imperio Romano, dominó casi toda la tierra conocida de nuestro planeta, tenemos que traer a la memoria que los tres órdenes arquitectónicos clásicos entraron en desuso y se pusieron de moda, los dos órdenes arquitectónicos que el imperio estaba imponiendo en todas sus colonias: El Romano compuesto, que era una combinación armoniosa de: Jónico y corintio, para el uso de las jerarquías y el romano toscano, que era un orden sencillo y sin muchos ornamentos, parecido al: Dórico, para el uso de las clases de bajo rango.
Demos una mirada, por los parámetros de estos dos órdenes, que estuvieron vigentes mientras el imperio Romano, se sostuvo en el poder.


Observen como el orden Romano compuesto es una excelente combinación de los órdenes: Jónico y corintio y el orden toscano, es un buena imitación del: Dórico.


El orden arquitectónico Bizantino, 527-565 después de Cristo.

Después de que Constantino trasladó la capital del Imperio Romano a Bizancio (hoy Estambul) en el año 330 DC, la arquitectura romana se convirtió en un estilo elegante, de inspiración clásica que utiliza ladrillo en lugar de piedra, techos abovedados, arcadas de medio punto y elaborados mosaicos. El emperador Justiniano (527 dC a 565 dC), encabezó la marcha.


Pero es bueno recordar que el imperio Bizantino, tenía dos territorios: el de Occidente, en Hungría,  que desapareció con los ataques de los germanos y el de oriente, en territorios de Turquía,  cuya capital era: Bizancio, Estambul o Constantinopla.
Es importante recordar que este imperio, logró sobrevivir hasta el año 1453 de nuestra era.
Pero si traemos a la memoria, que el imperio Otomano estuvo montado en los territorios de Hungría y Turquía y que estos, invadieron la ciudad de Constantinopla, tenemos que entender, que el orden arquitectónico otomano, influenció notablemente al Bizantino y por eso aparecieron catedrales como: Santa Sofría.


Aunque la estructura catedralicia, pertenece al orden Bizantino, los cuatro minaretes, son de origen turco, es decir otomano.
Es saludable, hace un pequeño cometario, sobre un fenómeno arquitectónico que solo se desarrolla en España, pero dejemos que sea este artículo de Wikipedia, el que nos ilustra sobre este tema:
“El arte mudéjar es un estilo artístico que se desarrolla en los reinos cristianos de la península ibérica, pero que incorpora influencias, elementos o materiales de estilo hispano-musulmán, es la consecuencia de las condiciones de convivencia existente de la España medieval y se trata de un fenómeno exclusivamente hispánico que tiene lugar entre los siglos XII y XVI, como mezcla de las corrientes artísticas cristianas (románicasgóticas y renacentistas) y musulmanas de la época y que sirve de eslabón entre las culturas cristianas y el islam”.




Edificio muy representativo de arte neo-mudéjar, en Castellón Valencia.
Entre los años 800 y 1200 de nuestra era, surgió el orden arquitectónico románico, que rápidamente se extendió por todos los territorios del imperio Romano
La mejor definición de este orden sería la que nos enseña Wikipedia:
“Se llama estilo románico en arquitectura al resultado de la combinación razonada y armónica de elementos constructivos y ornamentales de procedencia latina, oriental (bizantinossiriospersas e islámico) y septentrional (celtasgermánicosnormandos) que se formó en la Europa cristiana durante los primeros siglos de la Baja Edad Media”.
Veamos un ejemplo bien definido de este orden en una de las catedrales más famosas:


Iglesia de Lébeny, en Hngría.
Pero la historia de la arquitectura, que no da tregua, entre el año 1100 y el 1450, de nuestra era, empezó a construir, arcos puntiagudos, bóvedas acanaladas, arbotantes y otras innovaciones que condujeron a elevar las construcciones, e hicieron la arquitectura más elegante y nació el orden arquitectónico gótico, que con sus ideas de grandeza y luz en abundancia, dieron lugar a magníficas catedrales como: Chartres y Notre Dame.
Veamos la grandeza de ellas:

Catedral de Notre Dame de la isla de París, observen la grandiosidad y el confort de luz y amplios espacios, que son las características fundamentales de este orden.
El edificio fue destruido por orden de un Obispo, pero luego uno de los reyes de Francia la hizo reconstruir como ahora esta.
En la revolución francesa, fue saqueada y le robaron muchos de sus valiosos tesoros.
Más tarde quisieron incendiarla pero al fin de tantas calamidades, supero todos estos obstáculos y sigue siendo un lugar de especial veneración para la humanidad.

La catedral de Chartres en Francia es otra joya de orden arquitectónico Gótico.
La catedral fue construida en el lugar en donde hubo unos dólmenes prehistóricos en donde el hombre sentía la necesidad de la comunicación con las divinidades del universo.
A pesar de que es una catedral de estilo Gótico, aún conserva una cripta de orden arquitectónico Románico.
Es muy interesante anunciar que esta catedral, hace parte del período de transición entre los órdenes: Románico y Gótico.
Entre los años 1400 y 1600 de nuestra era, la arquitectura se inclinó por sus antiguos senderos y mostró una firme decisión de regresar a los órdenes clásicos y fue así como nació el renacentismo arquitectónico, que dejó imprimidas sus huellas imborrables en muchos edificios.
En esta etapa, un retorno a las ideas clásicas marcó el comienzo de una “era del despertar” en Italia, Francia e Inglaterra. Andrea Palladio y otros constructores buscaron los órdenes clásicos de la antigua Grecia y Roma. Mucho después de que terminó la época del Renacimiento, los arquitectos en el mundo occidental se inspiraron en la maravillosamente proporcionada arquitectura del período.

Describamos a vuelo de pájaro, las principales características de este movimiento arquitectónico, pero dejemos que sea esta pequeña definición la que nos lo describa:
“La arquitectura renacentista nace en Italia durante el Quattrocento. Sus características más importantes son:
Deseo de realizar edificios perfectos desde el punto de vista de "perfección técnica", basándose en cálculos matemáticos y geométricos, para obtener la máxima armonía y proporción.
Para ello toman como módulos el radio y el diámetro de una columna. Hay teóricos como Paccioti que hablan de la proporción áurea, que es la más adecuada para la construcción: 1 m. de alto x 1,6 m de ancho.
El efecto ascensional del gótico es trocado por la horizontalidad.
Tiene preferencia el espacio unitario. Es decir, se busca que desde el interior se pueda tener una visión total del edificio, sin importar el punto de vista del observador.
Se busca la belleza formal”.
La palabra Quattrocento, significa: Los años comprendidos en el siglo XV, porque todos son mil cuatrocientos.


Son construcciones preciosas llenas de todo tipo de detalles arquitectónicos relacionados con los tres órdenes clásicos: Dórico, jónico y corintio.
Entre los años 1600 y 1830, la arquitectura se especializa, en las construcciones super ornamentadas, se podría decir que muy recargadas de ornamentos, y a ese período arquitectónico, los expertos en la materia, lo llaman: El período Barroco.
Esta etapa se refleja en las iglesias opulentas y dramáticas con formas irregulares y ornamentación extravagante.
En Francia, el estilo barroco muy ornamentado es combinado con mesura clásica.
Aristócratas rusos quedaron impresionados por Versalles en Francia, e incorporaron las ideas barrocas en el edificio de San Petersburgo.
Los elementos del estilo barroco elaborado se encuentran en toda Europa.
Miremos algunos ejemplos de estas construcciones:

Un ejemplo demasiado conocido, la Catedral Basílica de San Pedro.
Ahora veamos como son los altares que corresponden a este orden, a mí me parecen demasiado recargados de ornamentos, se podría pensar, que son extravagantes.


Entre los años 1650 y 1790, se presentó otra forma arquitectura, a la cual denominaron: Arte Rococó.
En esta etapa se construyeron edificios blancos agraciados con amplias curvas.
Estos edificios de estilo rococó están elegantemente decorados con volutas y patrones geométricos delicados.
Estas construcciones, son bonitas y un poco menos recargadas de ornamentos, que los de arte Barroco.
De estos edificios, se consiguen en muchos lugares de la tierra y a mi modo de ver la arquitectura, son un poco más tranquilos que los de arte barroco.
Observen muy bien, que el interior de estas construcciones, es muy elegante y de formas muy agradables.

Pero como todos los órdenes anteriores, después de la revolución francesa, estos dos colosos de la arquitectura europea, entraron en desuso y fueron remplazados por un orden que dio palo, como decimos en Antioquia, hasta nuestros días.

Veamos la historia de ese nuevo orden:
Después de las excavaciones, que unos antropólogos hicieron en Italia, entre los años 1737 y 1747,  para descubrir las ruinas de Pompeya y Herculano, las dos villas de descanso del pueblo romano, en las orillas de mar Tirreno, una porción del mar Mediterráneo, entraron en acción, una cantidad de reglas arquitectónicas, que cambiarían el rumbo de esta ciencia, porque entraban en acción de nuevo, los tres órdenes clásicos, pero esta vez, mejor combinados y ese movimiento tomo el nombre de Neoclasicismo.
Pero en ese momento histórico, no tuvo muchos seguidores, y solo después de la revolución francesa, cuando quisieron acabar con los artes Barroco y Rococó, que eran los preferidos de las monarquías europeas, empezó a imponerse, más o menos en el año de 1790.

Este hermoso templo es un ejemplo clásico del nuevo orden arquitectónico, que acaba de aparecer.
Este arco del triunfo en la ciudad de París, también nos muestra la grandeza del novísimo orden arquitectónico.

El nuevo orden arquitectónico rige desde el año de 1730 y se extiendo hasta el año de 1925, y en él, hay un gran interés en las ideas del arquitecto renacentista Andrea Palladio inspiró un retorno de formas clásicas en Europa, Gran Bretaña y los Estados Unidos. Estos edificios fueron proporcionados de acuerdo con los órdenes clásicos con detalles tomados de la antigua Grecia y Roma.
En este orden, entran todos los elementos de los tres viejos órdenes y los elementos de los dos que Roma había creado, que todos estaban en plena vigencia.
Veamos un ejemplo más de este hermoso orden:

En esta hermosa puerta de Alcalá en Madrid, vemos el orden neoclásico, con todo su esplendor.
La puerta tiene cinco vanos, tres con arcos y dos adintelados.
Del año 1900 en adelante, empieza un movimiento moderno de arquitectura, inspirado en muchos principios científicos y artísticos de la nueva época; pero pongo en duda la belleza de esos ordenes arquitectónicos modernos, por sus simplicidad y su falta de belleza.
Son ellos:
Arquitectura Art Nouveau.
Beaux Arts Arquitectura.
Arquitectura Neogótica.
Art Deco Arquitectura.
Estilos modernistas en Arquitectura.
El postmodernismo en Arquitectura.
Pero como loro viejo, no aprende a hablar, no me atrevo a hacer comentaros sobre ellos, porque un viejo dicho popular anuncia: Si no puedes hablar bien de algo, mejor quédate callado.
Sopetrán, Junio 3 del 2018.
Darío Sevillano Álvarez.



1 comentario :

  1. xcelente artículo que comparto. Mi sincera felicitación, Darío. Ojalá llegue a muchos lectores y tenga el éxito que se merece.
    No sé si sabes que muy cerca del Sopetrán Español se encuentran
    las piedras que están consideradas por los geólogos de todo el mundo, más antiguas de la humanidad.
    Te dejo esta página.

    http://soyrural.es/patrimonio-natural-de-guadalajara-historia-y-naturaleza-en-el-geoparque-de-la-comarca-de-molina-alto-tajo/

    Se trata del Geoparque del Alto Tajo. Un lugar fascinante.

    ResponderEliminar