viernes, 28 de octubre de 2016

El Camaleón.

El Camaleón o Basiliscus.
El camaleón, es un humilde animal de la clase de los reptiles, al que se le han inventado todo tipo de leyendas de mal sabor, que lo hacen aparecer como un ser diabólico, cuando apenas mordisquea, sin que su mordedura sea venenosa, ni su mirada cause la muerte.

Este hermoso animal fue clasificado por Linneo, en el año de 1758, con el nombre de Basiliscus Basiliscus, palabra latina que proviene del Griego, βασιλίσκος y que se pronuncia: basilískos, que traduce: El pequeño rey, porque a eso se parece, cuando camina sobre las aguas, como la hacía Jesucristo en los mares de Galilea.


La clasificación científica de este pequeño reptil sería:
Reino: Animal.
Philum: Cordados.
Clase: Saurópodos.
Orden: Escamados.
Familia: Corytofánidos.
Género: Basiliscus.
Especie; Basiliscus.
La cualidad de poder caminar sobre las aguas, se debe a que tiene en sus patas traseras, unos lóbulos dérmicos, que funcionan como aletas, que le sirven para aumentar la superficie de apoyo sobre ella.



Recuerdo que cuando éramos niños, le teníamos pavor a estos animalitos, porque si lo mordían a uno, debía salir corriendo a tomar agua, primero que animal; porque de forma contraía, es decir el animal tomaba agua primero que uno, nos moríamos.
Antes de seguir hablando de las bondades de esta forma de vida, les quiero contar, todas las bobadas, que muchos naturalistas de la tierra, escribieron sobre este hermoso reptil.
En el siglo VIII, el Basiliscus, era considerado, una serpiente, dotada de una corona, en forma de mitra, (Elemento que se colocan los Obispos sobre la cabeza, para celebrar las funciones del culto), cargado de un veneno letal, que podía matarnos con su mirada. Por esta razón, era considerado el rey de las serpientes.
Era tanta la desinformación que había respecto a este inofensivo animal, que se creía que nacía de un huevo de sapo, empollado por una gallina.


Según el escritor Plinio el Viejo, este animal, que era oriundo de Cirene y no medía más de veinte dedos de longitud, tenía el poder de matar con su mirada; su aliento, marchitaba la flora de los lugares por donde pasaba y esquebrajaba las rocas; y los métodos para matarlo eran: Hacer cantar a un gallo o buscar una comadreja, para que se comiera, pero ella podría morir en el intento de matarlo.
Isidoro de Sevilla, Beda el venerable, Alexander Neckam y Teófilo el Presbítero, escribieron todo tipo de bobadas, respecto al Basiliscus, hasta afirmar que con este animal se convierte el cobre, en oro.


Pierre de Beauvais en el año 1206, narra que el Basiliscus, nace de un huevo deforme que pone un gallo de siete años y que luego es incubado por un sapo por espacio de nueve años y por estas razones conserva toda la genética de sus progenitores: Cabeza de gallo, cola de serpiente y cuerpo de sapo.
Otra posibilidad de que nazca un Basiliscus, es de un huevo de gallo y que sea incubado por una serpiente y por esta razón, conserva la cresta de gallo, la lengua de serpiente y la cresta a través de su cuerpo.
Según algunos escritores, este animal vivía en los desiertos, que él mismo creaba porque su aliento mataba la flora y convertía las rocas en arenas
 Pero dejemos atrás todas estas falsas afirmaciones y dediquémonos a conocer mejor las costumbres y bondades de este humilde ser vivo.
Existen en la tierra unas 161ª especies de camaleones, entre las cuales está el Basiliscus.
El nombre de camaleón se deriva de una palabra griega: χαμαιλέων, que traduce: León terrestre.


Los Basiliscus son lagartos similares a las iguanas, pero de aspecto más ágil y muy esbelto, y en general, de proporciones más reducidas. Se diferencian además por tener una o dos crestas normalmente una sobre la cabeza y otra, de mayor tamaño, sobre el dorso (pudiendo llegar hasta una cuarta parte de su cola). Su alimentación también es muy balanceada, consumiendo gran variedad de alimentos, insectos y pequeños mamíferos.
De temperamento nervioso y acelerado, estos simpáticos y veloces lagartos también son llamados Jesucristo por su capacidad para caminar sobre el agua, gracias a que se mueven a una velocidad extraordinaria.
Es bueno aclarar que las aletas que le sirven para desplazarse en el agua, las dobla o recoge cuando camina en la tierra.


La cualidad de caminar sobre las aguas, es utilizada por estos animales, casi siempre cuando están en situaciones difíciles y entonces se desplazan a grandes velocidades, sobre la superficie de un río o un lago, pero si reduce la velocidad, se ve obligado a nadar, como lo hacen la mayoría de los lagartos.
Esta cualidad, es la que ha generado todas las leyendas que se escriben sobre él y los poderes mágicos que lo acompañan.
Estos escritos los hacían naturalistas de mala calidad, que crían en todas las pendejadas que la gente les contaba.
La mayoría de los camaleones viven en el África al sur del Sahara, pero algunas especies viven en América, como es el caso del Basiliscus. También hay camaleones en Europa, Sri Lanka, India y Asia menor.
Hay tres características importantes que este animal tienen en su diseño biofísico: Se mimetizan fácilmente con el medio en donde están; (mimetizarse es cambiar de color y adaptarlo al color en donde están); su lengua larga y dotada de una sustancia pegajosa, para atrapar sus víctimas; (Puede ser más larga que su cuerpo y salta como un dardo, sobre sus presas); sus ojos son independientes y cada ojo gira como el animal lo necesita y además tiene un ángulo de dominio de 360º.


El grupo de los camaleones es muy antiguo y se consiguen fósiles de estos animales desde el período Paleoceno.
Hay camaleones desde los 2,5 centímetros hasta los 80 centímetros.
Una característica importante de esta especie, es que carecen de oídos, pero están adaptados para percibir sonidos hasta unos 200 Hz.
Los dedos de los camaleones están finamente cubiertos por una sustancia que les da fortaleza y además, tienen la cualidad de que los miembros delanteros están dispuestos así: Dos dedos en la parte exterior y tres en la parte interior y las extremidades traseras son equipadas en forma contraria a las delanteras, es decir tres dedos en la parte exterior y dos en la parte interior. También es importante decir, que cada dedo está equipado de una garra muy fina que les permite trepar por cualquier superficie.


La cualidad de que los ojos sean independientes en sus movimientos, les permite enfocar mejor a sus presas, porque cuando los dos ojos se fijan en el mismo objetivo, tienen una visión estereoscópica, es decir son un binóculo.
El largo de sus lenguas, les permiten dispararlas a buena velocidad y con mucha precisión hasta un metro de lejanía.
Su piel está cubierta de queratina, una sustancia que les da buena resistencia a las inclemencias de los lugares en donde viven, pero por esa razón deben cambiar de piel cada seis meses.


Algunas especies de camaleones son ovíparas, es decir: Ponen huevos; pero otras especies son ovovivíparas, es decir calientan sus huevos dentro de sus cuerpos y luego las crías nacen como si fueran animales vivíparos, es decir nacen vivos, como los cuadrúpedos.
Algunas especies ponen entre dos y cuatro huevos, pero las hay que ponen entre 30 y 50 huevos y duran empollando entre seis y ocho meses.
Por esta razón los grandes científicos de la tierra se despistaron tanto, sin saber de dónde nacían los Basiliscus.
Las especies llegan a la madurez sexual, entre los tres y los seis meses, pero hay algunas especies que solo la alcanzan a los diez o doce meses.
Otra de los grandes diseños biofísicos de este precioso reptil, es que su cola es larga y prensil y por esa razón puede vivir de árbol en árbol, buscando su alimentación.


Espero que aprendan a querer este hermoso reptil que es inofensivo; es importante decir que no sirve como mascota, porque necesita de la extensión del bosque para alimentarse.

Sopetrán, 24 de Octubre del 2016.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario